Lunes 2 Agosto 2021

El nuevo escenario político

David Monreal Ávila ya es el gobernador electo de Zacatecas, pero aún no empieza asumir los compromisos que deberá enfrentar. No lo quiso hacer el viernes pasado, cuando los reporteros le preguntaron sobre la inseguridad en el estado, que ha dejado una estela de dolor, sufrimiento y miedo.

El gobernador electo prefirió repetir -como lo ha hecho a lo largo de estos días- la frases hechas, remachadas y vacías que la “Cuarta Transformación” ha repetido hasta la saciedad: no mentir, no robar, no traicionar.

El del viernes fue un acto de grupo político, no el de un gobernador electo que, valga la redundancia, gobernará para todos los zacatecanos y administrará sus recursos en los próximos 6 años.

Este domingo David Monreal recibió del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ) la constancia de mayoría que lo acredita como gobernador electo. Pero tampoco habló del tema de seguridad como lo había comprometido con los reporteros el viernes pasado.

En cambio, anunció que el lunes 14 del mes en curso buscará al gobernador Alejandro Tello para iniciar el proceso de entrega-recepción, al tiempo que le pidió “no entregar concesiones de taxis, de camiones (transporte público) y que ya no entregue más notarías; basificaciones burócratas, que baje la cortina”.

Nadie le ha informado al gobernador electo que las concesiones están suspendidas y que las notarías solo se hacen mediante convocatoria pública y examen, de acuerdo a la Ley.

El escenario actual le exige al mandatario electo informarse bien para que pueda tomar decisiones. La campaña ya terminó. Ahora deberá empezar a preparar el camino para la selección de quienes serán contratados para desempeñarse en su administración.

También deberá estar muy bien informado de la problemática del estado para empezar a tomar decisiones. No hay tiempo que perder.

Después de nombrar y organizar a su equipo de trabajo, el gobernador electo deberá tender puentes de comunicación y negociación política con los integrantes de la 64 Legislatura zacatecana, porque tendrá un congreso casi dividido por mitad en cuanto a la representación de los partidos políticos.

Morena tendrá 9 diputados electos por mayoría y 4 de representación proporcional, a los que se sumarán 2 del PT, una del Verde y otra más de Nueva Alianza; en tanto que a los 9 de la coalición Va por Zacatecas se sumarían uno del PAN y 2 del PRI por la vía de la representación proporcional.

¿Con qué bancada jugará el PES? Algunos de sus candidatos se unieron a la alianza Va por Zacatecas en la campaña ¿Harán lo mismo en el Congreso?

De manera individual Morena tuvo una mejor aceptación electoral puesto que ganó 12 ayuntamientos, mientras que de manera coaligada lo hizo solo en 7; en tanto que la coalición Va por Zacatecas obtuvo con esta fórmula 17 ayuntamientos y en lo individual el PRI obtuvo sólo 3, el PAN 2 y PRD uno solo.

Desde 2010 David Monreal intentó llegar a la gubernatura estatal. Ese año, declinó a favor de Miguel Alonso Reyes, cuya candidatura intentó registrarla en la sede del Partido del Trabajo, pero éste optó por el Revolucionario Institucional, lo que le obligó a retomar la postulación.

Pero no perdió todo. Negoció con Alonso Reyes un convenio de incorporación a la administración estatal de algunos de sus colaboradores, o mejor dicho excolaboradores de su hermano Ricardo, quien lo revelaría a los medios de comunicación.

En 2016 regresó con nuevos ímpetus. No lo logró. Alejandro Tello obtendría el voto de 247 mil 452 zacatecanos (10.8% de diferencia sobre su opositor más cercano, el actual virtual gobernador de Zacatecas) en tanto que David Monreal Ávila obtendría 180 mil 556 sufragios. En dicha elección votó el 58.64% del padrón electoral conformado por 1 millón 131 mil 102 ciudadanos.

Pero en esta elección la historia se escribió de forma diferente. En su tercera participación Monreal Ávila logró el 48.7 por ciento de la captación electoral, o sea, 313 mil 484 votos, en tanto que Claudia Anaya de la coalición Va por Zacatecas sólo 246 mil 662 sufragios, esto es, 38.3%. Cabe mencionar que la participación electoral ciudadana fue del 57 por ciento.

El escenario es desafiante para el gobernador electo David Monreal Ávila, quien este domingo marchó con su familia al santuario de Plateros a dar gracias al Santo Niño de Atocha y, seguramente, a pedirle energía para enfrentar el complicado ejercicio de gobernar y tomar decisiones por Zacatecas.

No será fácil.

La suerte está echada.

Al tiempo.

*Director general de Portico.mx

@juangomezac