Lunes 25 Octubre 2021

Harán bombardeo de nubes en Zacatecas para que llueva

Esta semana, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) pondrá en marcha el Proyecto de Estimulación de lluvias en el norte del estado, para mitigar los efectos de la sequía con la liberación de moléculas de yoduro de plata en las nubes.

Este programa se lleva a cabo actualmente a través de 3 polígonos, que comprenden los estados de Sonora, Sinaloa, Chihuahua y Durango, a esto se suman 2 polígonos más —de un millón de hectáreas cada uno— que comprenderán la zona de La Laguna (con impacto también en regiones de Coahuila y Durango) y el norte de Zacatecas, cada uno.

Con la estimulación de la lluvia se espera la recuperación de la humedad en el suelo, lo que permite el crecimiento de alimento para el ganado, la siembra de cultivos de temporal y se monitorea la entrada de agua a las presas.

Este método desarrollado con tecnología mexicana -amigable con el ambiente- replica las condiciones de la naturaleza con la aplicación de las leyes de la física del agua y la inyección de núcleos de condensación, detonantes de una reacción desencadenante en la nube.

Es decir, al liberar las moléculas de yoduro de plata en la nube, su estructura molecular hace que se posen en ella los cristales de hielo, liberando energía desencadenante que empuja la fusión de otros cristales para formar una gota y miles más, con lo que inicia la precipitación.

lluvias

Señaló que en Sonora se han registrado a la fecha 4 vuelos, los que han permitido un incremento en la precipitación de hasta un 50 por ciento respecto a lo pronosticado en algunos de los pluviómetros en zonas y se ha impulsado el almacenamiento de 117 millones de metros cúbicos en presas.

En Sinaloa se han realizaron 8 vuelos a la fecha y ha permitido que el nivel de las presas en el área de influencia del polígono, que presentaban un almacenamiento de 1.420 millones de metros cúbicos (el 9.3 por ciento de su capacidad de conservación) aumentara a 2.094 millones de metros cúbicos, equivalentes al 13.6 por ciento.

En Chihuahua y Durango se desarrolla el programa en la parte alta de la sierra, zona que abastece de agua a las cuencas más importantes, a través de 13 vuelos para cubrir 11 municipios que conforman el polígono del proyecto, 9 en Chihuahua y 2 en Durango, donde se ubican 5 de las principales cuencas hidrológicas del estado, que ya se están viendo beneficiadas.

Incluso, el Río Florido renació después de 30 años, gracias a los escurrimientos generados por las precipitaciones registradas en el municipio de Coronado, Chihuahua, con un acumulamiento de 100 milímetros.

La dependencia resaltó que expertos de Agricultura, bajo la dirección del encargado del programa, Alejandro Trueba Carranza, y la coordinación de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (Conaza), continuarán con el proyecto hasta finales de septiembre, en los estados mencionados.

Recordó que la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) aportó al proyecto 2 aviones King Air 350i, con capacidad de reacción inmediata para las condiciones de operación que se requieren, además se cuenta con pilotos experimentados.

La planeación y programación de este tipo de vuelos se lleva a cabo a partir del análisis de las condiciones meteorológicas —por parte de meteorólogos de ambas dependencias¬— sustentadas con información obtenida mediante aplicaciones móviles e imágenes satelitales.

El objetivo es mitigar la sequía en beneficio de las zonas de temporales, pastizales, maizales y cultivos tradicionales y de una forma colateral se esperan escurrimientos a las presas, con lo cual se beneficiará a un mayor número de productores de los estados involucrados.

Un éxito, programa piloto en Baja California
La dependencia federal recordó que este proyecto operó con éxito en Baja California, durante febrero y marzo pasados, en una extensión de 1 millón 015 mil 221 hectáreas, que comprenden el poblado de San Vicente y la zona agrícola de San Quintín.

El programa piloto benefició a 10 mil habitantes en la zona de influencia del perímetro y a 3.000 ganaderos mediante las precipitaciones que impactan en los mantos acuíferos y abastecen de agua bordos, arroyos y represas.

Asimismo, en abril pasado, mediante una operación coordinada con la Secretaría de la Defensa Nacional, se realizó la aspersión de yoduro de plata en las nubes sobre municipios de Nuevo León y Coahuila para generar lluvias y coadyuvar con los trabajos realizados por las autoridades civiles y militares en el combate a un incendio forestal.