Sábado 31 Julio 2021

Reprueba Iglesia actos de violencia nunca vistos en Zacatecas

Llama Diócesis a la solidaridad y a colaborar con autoridades

“Grupos con fuerte capacidad armada, que se sienten dueños de vidas y territorios establecen dominio y control sobre amplias zonas del territorio zacatecano”, lamentó la Diócesis de Zacatecas, encabezada por el obispo Sigifredo Noriega Barceló, ante la ola de inseguridad que se vive en el estado.

Señaló la descomposición social que sufre el país a causa de la pandemia, la corrupción y sobre todo la “terrible violencia” causada por el dominio del crimen organizado, que amenaza, extorsiona, secuestra y asesina sin piedad.

Indicó que cada día son más las familias desplazadas por este fenómeno, mientras que pueblos enteros “experimentan la inseguridad, el miedo, el abandono de sus hogares y una completa orfandad por parte de quienes tienen la obligación de proteger sus vidas y cuidar sus bienes”.

Ante las manifestaciones violentas que se han visto en los últimos días como nunca antes, la Diócesis mencionó que se está perdiendo la sensibilidad por el otro, el respeto por la vida y la persona. “La libertad es secuestrada y pisoteada la dignidad”, agregó.

Sin embargo, llamó a no sólo lamentarse, sino a despertar la capacidad de ser solidarios para colaborar unos con otros y con las autoridades en esta enorme tarea de buscar y construir juntos la paz.

“Tomemos conciencia de lo que está aconteciendo, no seamos simples espectadores, no perdamos la capacidad de asombro. Desterremos de entre nosotros la cultura de la indiferencia y del descarte, asumámonos protagonistas de este momento histórico que compartimos” agregó.

Sugirió mantener viva la fe y la esperanza en Dios y en los demás, a activar el compromiso en la sociedad y emprender juntos una campaña permanente de oración.