Sábado 24 Octubre 2020

Los hermanos Aguilar se llevan el corazón de los zacatecanos

El zacatecano cumple su segunda fecha en el palenque de la Fenaza.En su segunda fecha, Pepe Aguilar logró el primer lleno total en el palenque de la Feria Nacional de Zacatecas (Fenaza) 2009.

Al igual que ayer, el hijo del Charro Zacatecano inició su espectáculo a las 12 de la noche con la canción “Cien por ciento mexicano”.

En esta ocasión, Pepe Aguilar dijo que agradecía ampliamente el amor que Zacatecas le tenía a su padre y a su descendencia por ser de esta tierra.

Expresó que fue Antonio Aguilar quien le enseñó “a ser hombre y a querer a su familia” y que se sentía orgulloso de que su hermano Tony Aguilar estuviera entre su público.

Invitó a su hermano al redondel a interpretar algunas canciones con las que su padre, Antonio Aguilar, fue reconocido en distintas partes del mundo.

Su hermano cantó al menos seis temas, como “El corrido de Lucio Vázquez” y “No vale nada la vida”, de José Alfredo Jiménez.

Durante su última interpretación, un enamorado de la música de Antonio Aguilar se acercó a entregar un retrato a mano del fallecido artista.

Luego de la participación de Tony, Pepe reapareció y comenzó a cantar “Albur de amor”, misma que dijo sería un homenaje para su padre.

Ante este comentario el público se encendió y lo acompañó en coro durante toda la canción.

Pasada la 1 dijo que cantaría todas las canciones que le gustaban, aunque no fueran de él, y permaneció con su público hasta cerca de las 3 de la mañana.

Interpretó “Mujeres divinas”, compuesta por Martín Urrieta y conocida en la voz de Vicente Fernández, “Perdono y Olvido” y “Mi credo”.

Durante su participación, Pepe Aguilar hizo intervenciones que invitaban al público a reír e involucrarse en el show, como lo hacía su padre, y también lo hizo su hermano mientras cantaba en el redondel.

Sin lugar a dudas, el público zacatecano esta noche entregó su corazón a los hijos de Antonio Aguilar.


  

  

    

FOTOS: LIZEETH AGUIRRE