Miércoles 25 Noviembre 2020

¿Y la operación política?

El 2019 ha sido para el estado de Zacatecas uno de los años más complicados en 3 aspectos que son fundamentales para la conducción de cualquier estado: la economía, la política y la seguridad.

Abejas, miel y equilibrio ecológico

Desde el 2015, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) realizó un estudio para determinar las posibles causas de la disminución de la población de las colmenas mexicanas.

Desempleo y controversia en medios de comunicación

Mientras que el desempleo en el país aumentó 3.5% entre la Población Económicamente Activa (PEA), de acuerdo a datos del Inegi, el despido en los medios de comunicación públicos se ha generado de manera preocupante, bajo el argumento de “la austeridad republicana”, en la que en muchos casos no se han respetado los derechos laborales y menos aún la dignidad de periodistas y trabajadores.

La Guardia Nacional y Morena

El pasado miércoles hizo su arribo la Guardia Nacional a Zacatecas con la presencia de 750 elementos de los 1.800 contemplados para el estado, pero de inmediato empezó la disputa por la apropiación política de la corporación entre el gobierno estatal priísta y la militancia morenista.

La antidemocracia en el Sector Salud

Los dados están cargados a favor de la actual secretaria general de la Sección 39 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Norma Angélica Castorena Berrelleza, puesto que el gobierno estatal, la dirigencia nacional sindical y hasta diputados priístas trabajan en su precandidatura.

Decadencia parlamentaria

Sin una idea clara del quehacer parlamentario, carente de una conciencia de lo que representa el Poder Legislativo y con un solo objetivo, atesorar un patrimonio personal basado en los recursos públicos, la gran mayoría de los integrantes de la 63 legislatura zacatecana transitan en este período legislativo.

¿Dónde está la oposición?

Carente de oficio político, de la construcción de un discurso que empate con el momento que se vive en el estado y en el país, la oposición política zacatecana está en un letargo comodino y acomodaticio, sin vida propia y sin objetivos claros a la vista.