Lunes 25 Enero 2021

Covid-19 en Zacatecas

La aparición del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, tomó por sorpresa a los sistemas de salud de todo el mundo e hizo patente las carencias y necesidades en la salud pública, especialmente en regiones del mundo afectadas por la desigualdad provocada por la instauración del modelo neoliberal en la década de los 80 del siglo pasado, que tuvo como consecuencia el desmantelamiento de los Estados de bienestar al poner en manos privadas actividades de interés público como la seguridad social y los servicios médicos.

Para el caso de América Latina, que tiene el 8% de la población mundial, los efectos de la pandemia fueron especialmente devastadores, al concentrar el 20% de los contagios y el 30% de las muertes, además de aglutinar el 62% de los préstamos que bajo el concepto de ayudas contra la pandemia emitió el Fondo Monetario Internacional.

No obstante, el caso de México es singular en la región, pues al 28 de febrero de 2020, cuando se dio a conocer el primer caso de una persona contagiada del nuevo coronavirus en nuestro territorio, ya estaba en marcha un plan de reconstrucción del Estado de bienestar y un nuevo manejo de las finanzas públicas basado en la austeridad para evitar el endeudamiento.

Por iniciativa del Ejecutivo Federal, el Congreso de la Unión aprobó la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, cuya fundación data del primero de enero de 2020, con la misión de ofrecer servicios médicos a todas las personas que no cuentan con seguridad social, mismo que ha sido fundamental para la coordinación de los esfuerzos contra la pandemia en las entidades federativas.

En Zacatecas, fue necesaria la entrega, a través del Instituto, de camas, ventiladores e insumos, así como la contratación de personal médico para reforzar al sistema de salud estatal en su lucha contra la pandemia.

Desde que se supo del primer contagio en Zacatecas el 19 de marzo, y desde que ocurrió la primera defunción a causa del nuevo coronavirus en la entidad el día 30 del mismo mes, hasta el lunes 4 de enero de 2021, los contagios suman 21 mil 294; los casos activos, 9.610; las personas recuperadas, 9.907; y 1.777 personas fallecidas a causa de la Covid-19.

Y aunque por el momento nos encontramos en semáforo epidemiológico naranja, la informalidad que impera en el mercado laboral, que es del 63 por ciento de la población económicamente activa, dificulta el confinamiento de quienes deben salir de casa para buscar el sustento familiar diario.

Recordemos que, al mes de mayo, la disminución de la movilidad en el estado era de tan solo 16 por ciento, en contraste con entidades vecinas como Jalisco, que en el mismo periodo logró una reducción del 62 por ciento.

Y a pesar de que al día de hoy no hay una fecha exacta para la llegada de la vacuna a la entidad, tanto el Instituto Mexicano del Seguro Social como la Universidad Autónoma de Zacatecas cuentan con la infraestructura para almacenar las dosis, con lo que se dará un nuevo respiro al sistema estatal de salud, que sin duda deberá reforzar su infraestructura y aumentar su personal para poner fin a la pandemia, hacer frente a los retos futuros, y para cumplir con la meta trazada desde el gobierno federal de brindar atención médica gratuita a toda la población.

 

*Aspirante a gobernador de Zacatecas por Morena

cubrebocas