Sábado 28 Noviembre 2020

Poder y medios de comunicación en Zacatecas

Miguel Alonso destinó 175 mdp en un año para contratar publicidad, sin reglas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en su informe especial 2018 sobre Asignación y contratación de publicidad oficial, resultado de un análisis comparativo de la relación medios de comunicación y gobiernos de las 32 entidades federativas, destacó que “los principios de objetividad, transparencia y no discriminación en la asignación y contratación de publicidad oficial solamente pueden ser logrados si se establece que los procedimientos respectivos son abiertos”.

Sin embargo, añade, es una práctica aún incipiente en los estados, máxime que México no cuenta con un marco regulatorio en el que se prevean procedimientos que den certeza jurídica y aseguren dichos principios.

En ese sentido, el informe destaca la discrecionalidad con que los estados asignan recurso para este tipo de acuerdos publicitarios, enmarcados en el derecho a saber de la población acerca de los servicios que prestan los gobiernos, a través de los medios de comunicación social.

Hasta antes del año 2017, Zacatecas no contaba con un instrumento legal con criterios claros para la contratación de la publicidad oficial del gobierno del estado. La asignación, al igual que en otros estados del país, era discrecional y sin una partida específica en los Presupuestos de Egresos; en palabras del informe de la CNDH, “se carecía de un análisis para detectar la idoneidad de medios, lo que implicaba condiciones para una selección discriminatoria y, por ende, se constituía un medio de censura indirecta a la libertad de expresión”.

Durante la administración del exgobernador de Zacatecas, Miguel Alejandro Alonso Reyes, en el año 2015, sin reglas de por medio se destinaron 175 millones de pesos para la contratación de publicidad gubernamental en medios de comunicación. De acuerdo a la tesis de maestría en Ciencias Sociales de César Orta Valdez, esa administración tenía un total de 94 convenios publicitarios con medios.

Con la llegada en 2016 del gobernador Alejandro Tello Cristerna, la dinámica se modificó y, por primera vez, se emitió en el Periódico Oficial un acuerdo administrativo mediante el cual se establecieron Lineamientos Generales para las Campañas de Comunicación Social y Gubernamental de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública del Estado de Zacatecas.

En otras palabras, se trató de reglas para la designación de convenios publicitarios con base en el capítulo III de “estudios de pertinencia y efectividad” de cada espacio a contratar. Además, el monto global para este propósito, por primera vez, se etiquetó en el Presupuesto de Egresos del Estado de Zacatecas (PEP) 2017 en la partida 3600 de Servicios de Comunicación Social, de la que deriva la 3610 denominada, “otros servicios de información”, en la que para ese año, el gobierno estatal destinó 100 millones de pesos; es decir, 75 millones de pesos menos con relación al año anterior.

El monto destinado para este propósito ha ido en decremento y en el año 2019, en el mismo aparato del PEP, la cifra fue de 96 millones 678 mil pesos, divididos en un padrón de 65 medios de comunicación; 29 menos que en el último año del gobierno de Alonso Reyes. Quizás el motivo es que hubo quienes no pudieron o no quisieron cumplir los lineamientos para la inscripción al Padrón Estatal de Medios.

Este 2020, el recurso estatal destinado para este tipo de convenios publicitarios es menor; es decir, están etiquetados 84 millones 469 mil pesos para un padrón de 68 medios de comunicación, casi el 50 por ciento menos de lo que Alonso Reyes destinó en 2015, último año en que ejerció un presupuesto completo anual.

La viabilidad de este tipo de acuerdos entre los gobiernos-medios de comunicación tiene ya algunos años en debate a nivel nacional. El Centro de Análisis e Investigación Fundar ha indagado y monitoreado las prácticas y los gastos ligados a la asignación de la publicidad oficial del gobierno mexicano, en su reporte ‘Contar lo bueno cuesta mucho, El Gasto en Publicidad Oficial del Gobierno Federal de 2013 a 2016’, elaborado por Paulina Cataño.

Tras analizar el recurso asignado al pago de publicidad oficial, el estudio concluyó en que ésta se traduce en relaciones financieras opacas y discrecionales entre gobiernos y medios mexicanos, que son un terreno fértil para la censura sutil y el desarrollo de redes de corrupción.

El informe documentó que en los primeros 4 años y medio de su gobierno, el expresidente mexicano Enrique Peña Nieto gastó 37 mil 725 millones de pesos en convenios publicitarios, hecho que abonó a la creación de una marca presidencial capaz de suprimir artículos de investigación, elegir portadas e intimidar salas de redacción, aseveró el diario New York Times en diciembre de 2017 en una crítica a la relación entre el Estado mexicano y los medios de información.

Zacatecas no ha sido ajeno a este contexto nacional. La existencia por primera vez de los Lineamientos Generales para las Campañas de Comunicación Social y Gubernamental de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública del Estado de Zacatecas es un avance, aunque apenas el inicio de un escenario ideal en el que la relación medios de comunicación-gobiernos se dé a partir de reglas claras, las asignaciones de recursos sean mediante licitación pública y abierta, y exista una Ley Estatal de Medios de Comunicación que abone a la transparencia y a un ejercicio más sano entre el poder político-gubernamental y la prensa.

* Extracto del proyecto de investigación de maestría ‘Poder y medios de comunicación en Zacatecas’.