Martes 22 Septiembre 2020

Salaverna: la visita

¿Por qué hice yo de los sueños
Mi única vida?
-Pessoa-

El sábado 30 de abril salimos en grupo, personas interesadas en conocer de cerca la problemática de Salaverna, comunidad en resistencia al gran capital, representado, en este caso, por Carlos Slim.

Agradezco y pido disculpas a las personas que asistieron, no solo por el compromiso hacia con la causa, sino por abrir su corazón en el diálogo; durante gran parte del viaje estuvimos compartiendo experiencias, leyendo artículos, contrastando teorías y hasta enfadándonos un poco. Al final: sonrisas en los rostros.

Agradezco también, y externo un profundo respeto y admiración a todas y cada una de las personas que resisten los embates de la minera Frisco-Tayahua, a las personas mayores, a las no tan mayores y a los niños y niñas que jugaron en todo momento de la visita, haciéndonos alegre toda la mañana.

Ha sido un verdadero honor escucharles e indignarse con ustedes ante el despojo, la injusticia, la corrupción y la represión. Pero, lo más "sabroso", ha sido escucharles y verles reír. Mis más afectuosos saludos.

Agradezco también a la Unidades Académicas de Estudios del Desarrollo, Maestría en Ciencias Sociales y Peida, de la UAZ; sin su ayuda la caravana no habría sido posible.

Me gustaría dejar de narrar lo sucedido en el viaje. Asimismo, me gustaría dejar de lado los testimonios que tuvieron a bien compartir l@s pobladores de Salaverna. No hago esto porque carezca de importancia lo uno o lo otro, sino porque al recorrido asistieron compas de los medios de comunicación quienes hacen mucho mejor esa labor.

En esta ocasión hablaré sobre las propuestas que surgen en el seno de la Asamblea Popular para acercarnos a la lucha de l@s compas de Salaverna, así como otras propuestas de otros movimientos sociales.

La Asamblea Popular, que ha tenido a bien comenzar su trabajo contra el despojo en territorios como la Universidad, el Mercado González Ortega y ahora, Salaverna, le propuso a l@s miembros de la resistencia de aquel lugar lo siguiente:

Aportar esfuerzo para crear la Red de Pueblos Mineros y Contra el Despojo; con la finalidad de que podamos compartir nuestras experiencias y tomar determinaciones comunes para las luchas y resistencias específicas.

Aclaramos que no es de nuestro interés ni hacer su lucha nuestra ni adueñarnos de sus voces y sus energías; en todo momento trataremos que sean los protagonistas de las luchas aquellos que defiendan sus decisiones y posturas, sin olvidar que es un tema que nos incumbe a tod@s, pero teniendo presente en todo momento la autonomía de cada movimiento.

Es de nuestro interés acercar/nos al apoyo técnico y hasta financiero de ONG's, Asociaciones Civiles y academia en general, para obtener un respaldo sólido en la resistencia, siempre que no se comprometa el movimiento y sin que los protagonistas dejen de ser los afectados directos de las violencias.

Este es el inicio de interminables diálogos, alegrías y desencuentros; todos necesarios para lograr solucionar el problema del despojo, que se repite y se repite a lo largo y ancho del planeta y que tan solo beneficia a algunas pocas personas, dejándonos a la mayoría gran devastación y sufrimientos.

Existen compas con gran experiencia en este sentido, como l@s de "La Vía Campesina", quienes se reunieron con otros movimientos sociales en Brasil, del 13 al 17 de abril de este año para analizar, entre otras cosas, una grave situación: "70% de los habitantes del planeta se alimentan gracias a la producción campesina, la pesca artesanal, la recolección de alimentos silvestres, las huertas urbanas.

Pese a ese notable aporte, solamente tienen el 25% de la tierra agrícola global. 90% son campesinos e indígenas y hay millones de trabajadores agrícolas sin tierra.

En casi todo el planeta sufren ataques permanentes a sus modos de vida, tierras y recursos, además de políticas públicas discriminatorias, clientelares o para generar dependencia".

En contraparte, "el sistema alimentario agroindustrial, dominado por empresas trasnacionales, ocupa la mayor parte de la tierra y usa de 70 a 80% de todos los combustibles y agua que se usan en la producción alimentaria, contaminando con agrotóxicos suelos, aguas y la comida de todos, con enorme desperdicio de alimentos desde el campo a los hogares.

Esto es el principal factor de cambio climático, aunque solo alimenta al 30% de la población mundial y emplea a una ínfima parte, la mayoría en semiesclavitud o salarios miserables." (Silvia Ribeiro La Jornada 30/04/2016).

En la reunión se planteó lo siguiente: pasar de la lucha por la tierra a la defensa de los territorios; integrar los conceptos de autonomía y soberanía alimentaria; cambiar el modelo de producción agrícola capitalista por otros basados en la agricultura ecológica y campesina.

Cuestionar no solo la propiedad de la tierra, sino también la matriz tecnológica que subyace el modelo capitalista; fortalecer los procesos permanentes de reflexión y formación política y teórica; desarrollar y crear medios propios de comunicación, a la par de denunciar la manipulación informativa de medios masivos.

Afirmar la lucha feminista, de género y por la diversidad sexual; construir alianzas con otros movimientos y luchas urbanas y rurales; articularse a nivel internacional en zonas de guerra como Kurdistán y Palestina.

Creo que, con mucho cuidado, podremos lograr las condiciones necesarias para hacer el frente a la alianza Estado/Capital que brota por todos lados. Hay material para hacerlo y hay, sobre todo, muchas ganas.

¡Enhorabuena!

 

*Estudiante de Derecho y miembro de #YoSoy132
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.