Martes 22 Septiembre 2020

Salaverna: entre la sociedad y los partidos

...Una puerta les cerraba el camino en aquella dirección, y en el suelo... había un bulto pequeño cuyos contornos se destacaron confusamente heridos por las luces vacilantes de las lámparas: era un niño de 10 años ... Sus ojos abiertos, sin expresión, estaban fijos obstinadamente hacia arriba, absortos, tal vez en la contemplación de un panorama imaginario que, como el miraje desierto, atraía sus pupilas sedientas de luz, húmedas por la nostalgia del lejano resplandor del día. Encargado del manejo de esa puerta, pasaba las horas interminables de su encierro sumergido en un ensimismamiento doloroso, abrumado por aquella lápida enorme que ahogó para siempre en él la inquieta y grácil movilidad de la infancia, cuyos sufrimientos dejan en el alma que los comprende una amargura infinita y un sentimiento de execración acerba por el egoísmo y la cobardía humanos.

Baldomero Lillo (La compuerta número 12).

Baldomero Lillo, chileno, se crió y trabajó en un pueblo minero... como minero; cuando nos narra los pasajes de la vida en la mina en sus tiempos, pareciera tan solo un lejano relato de finales de 1800.

Podríamos decir que ahora, con la defensa a ultranza, férrea, de los derechos humanos, sería raro ver a niñ@s trabajando (mucho menos en la mina) o de ver pueblos enteros sufriendo hambre y explotación. Lamentablemente no es así.

La comunidad de Salaverna, que se encuentra al norte de nuestro Estado, en el municipio de Mazapil y sufre a diario estos y otros pesares. Enfrentada al magnate Slim, quien también tiene minas (¿cómo no?), padece muertes por derrumbes, contaminación de las tierras y las aguas, corrupción de las autoridades estatales de los 3 niveles, engaños, burlas, humillaciones.

El pasado lunes 18, mientras el "Bloque Progresista de Diputados" y la "Unidad Académica en Estudios del Desarrollo" de la UAZ, presentaban lo que denominaron el "Plan de Desarrollo Humano Integral Para el Estado de Zacatecas", así como 4 iniciativas legales con las que pretenden comenzar la tan promovida "Reforma de Estado"; Gobierno de Gabinete, Autonomía de la Procuraduría de Justicia, Tribunal de Rendición de Cuentas y Revocación de Mandato; 2 integrantes de la resistencia en Salaverna esperaban pacientemente su turno para hablar y pedir francamente ayuda.

Por la noche, un grupo de 7 u 8 personas tuvimos la oportunidad de reunirnos con ellos y escucharnos mutuamente las inquietudes, los deseos y las desesperaciones. Los resultados: alianzas, agenda de actividades, todo aquello que molesta a los poderes fácticos y a los no tan.

Mientras tanto, en otro rincón del mundo, es decir en otra realidad, los integrantes de los Partidos Políticos luchaban entre ellos para repartirse prebendas, para recuperar candidaturas o para ganarlas; día y noche continúan las negociaciones, las pérdidas y las ganancias de dinero y de poder.

Nos decían los peregrinos de Salaverna que cada vez estaban más cansados de los partidos y de las instituciones. Nos lo decían mientras sacaban uno y otro papel: ora un oficio, ora una solicitud, ora una escritura, ora una demanda, ora un contrato, ora una invitación, ora una carta, ora una notificación... Estaban cansados de la misma respuesta siempre: ¡NO!

*Estudiante de Derecho y miembro de #YoSoy132
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.