Sábado 28 Noviembre 2020

Que el Senado rectifique

 

La cita, en el Palacio de Xicoténcatl, a las 5 pm

La magnitud del rechazo ciudadano al aumento de impuestos impulsado por la alianza del PRI con el PAN fue superior a lo esperado, eso explica que ninguno de los dos partidos asuman su responsabilidad en una ley de ingresos que unificó opiniones en contra.

La acumulación de causas de descontento ha generado un clima de protesta social pocas veces visto, el dictatorial descontón al Sindicato Mexicano de Electricistas ha reactivado un ánimo de participación combativa en amplios sectores cada vez más inmunes a las campañas de linchamiento televisivo y radiofónico.


Los usuarios de internet han asumido la defensa de esta trinchera de la libertad en contra de la pretensión de gravarla con un tres por ciento para entorpecer el acceso a esta tecnología libertaria al mayor número de mexicanos.

Por esas razones, es oportuno sumar nuestras voces para exigirle al Senado de la república que, conforme al esquema constitucional vigente, asuma a cabalidad su función de cámara revisora en lo referente a la ley de ingresos que le fue turnada por los diputados y que al hacerlo, le imponga al gobierno de Calderón la tarea de que cese el derroche de dinero público mediante un programa de austeridad que le permitan ahorros hasta de doscientos mil millones de pesos anuales, disminuyendo los exagerados ingresos de los altos mandos de la burocracia federal, sin necesidad de despidos ni de afectaciones a los empleados públicos restantes.

Unamos también nuestras voces para exigirle al Senado de la República para que le ponga fin a la injusta política de favoritismo fiscal hacia un reducido círculo que si pagara sus impuestos en la misma proporción que los demás, por sí solo aportaría trescientos mil millones de pesos a las finanzas públicas.

En el pasado, México mantuvo altas tasas de crecimiento económico porque contaba con la riqueza producida por más de mil trescientas empresas públicas, esa es justamente la época en que la empresa privada mexicana contó con crédito, insumos e infraestructura decisivas para su desenvolvimiento. Después de un cuarto de siglo del inicio de las privatizaciones, en vez de libre competencia, tenemos una economía monopolizada y una alta burocracia adicta al dinero sumamente onerosa para las arcas públicas y extraordinariamente perjudicial para los empresarios, que no pueden competir con la capacidad de soborno de los grandes capitales, frecuentemente trasnacionales.

Sumemos nuestras voces para que el Senado atienda nuestro reclamo de cambio de rumbo en la recaudación de impuestos, que cese la política de exterminio de las clases medias, que le ponga fin a la crueldad social contra los pobres, que desaparezcan los privilegios fiscales.

Este lunes 26 del presente a las cinco de la tarde te convocamos al acto en el que Andrés Manuel López Obrador será el portavoz de nuestro cada vez generalizado y enérgico reclamo, si nos descuidamos, lo que nos bajen en impuestos nos lo suben en el precio del gas, la gasolina, el diesel y la electricidad.

"Movimiento zacatecano en defensa del petróleo, la economía popular y la soberanía nacional"