Lunes 19 Agosto 2019

Saúl Monreal y el costo político

•    Se complica la reincorporación plurinominal
•    En juego, la libertad de expresión en el congreso
Se complica la reincorporación plurinominal al Congreso de Saúl Monreal.

El regreso de Saúl Monreal a la LX legislatura luego de haber solicitado licencia a la comisión permanente (sin haber notificado a la comisión de Gobernación) ocupa sin duda los principales titulares y espacios de los medios de comunicación zacatecanos, porque ha dejado un precedente en la política doméstica.


Saúl, el menor de la familia Monreal Ávila, tiene escasos tres años en la política estatal y ya ocupó la comisión política del Partido del Trabajo, posición que hoy tiene su hermano David, y es actualmente diputado con licencia por ese partido político que está facturado, por el momento, a su favor.

Empero el precedente que se vislumbra en el panorama político-jurídico de la entidad no parece el más promisorio para el menor de los Monreal.

En principio, Saúl no dejó plenamente la coordinación de la fracción parlamentaria petista, sino solamente le dio la vicecoordinación a Benjamín Medrano, por aquello de las malditas dudas de que ya no se la quiera devolver.

Voces a favor y en contra de la decisión de Saúl Monreal se han escuchado en distintos ámbitos,  aunque el escenario empieza a aclararse en cuanto a la decisión jurídica.

Un elemento jurídico sólido es que el legislador petista no ha dejado de serlo; lo es con licencia y, por tanto, en esa calidad no está en condiciones de reclamar la posición plurinominal que le pertenece a su partido y que hoy está en posesión de Gustavo Muñoz Mena.

Por otro lado, existe jurisprudencia sobre un caso similar que podría invocarse como argumento firme en una resolución que diera el Tribunal Federal Electoral y que fue sustentado por la actual magistrada presidenta de dicho organismo, María del Carmen Alanis.

Jurisprudencia
En la resolución de marras se establece en el apartado séptimo “Jurisprudencia Obligatoria” al establecer que “El candidato suplente de una fórmula de representación proporcional debe ocupar la curul si el propietario renuncia a su derecho de hacerlo”.

En el mismo apartado se invocan una serie de articulados normativos al término de los cuales se deduce que (el suplente) adquiere el derecho de acceder al cargo de propietario, cuando el titular de la fórmula o de la curul renuncie al derecho de ocuparlo por haber resultado electo en el mismo proceso electoral, al mismo cargo pero bajo el principio de mayoría relativa.

Es importante señalar también que el caso en cuestión corresponde a estados como los de Aguascalientes, Nayarit y Estado de México en donde se realizaron reformas a sus respectivas leyes electorales, pero en el caso de Zacatecas no se han hecho, aunque habría que esperar la resolución que diera el Trife al respecto.

Por otro lado, la Comisión Permanente de la LX legislatura violentó su proceso de recepción de la solicitud de Saúl Monreal, lo que sería también una de las causales que evitarían una resolución favorable en su favor.

Por cierto, el diputado Francisco Carrillo Rincón, del Partido de la Revolución Democrática, ya interpuso un amparo en contra de la acción de dicha comisión legislativa el viernes pasado.

En lo político la situación es todavía más compleja, puesto que el electorado zacatecano estaría observando con preocupación cómo se desecha su decisión de elegir a un diputado de mayoría que, en orden a sus intereses personales y de partido, desestima esa vía para castigar a uno de sus correligionarios que llegó por la vía plurinominal.

Libertad de expresión
El diputado Saúl Monreal reclama, en sus argumentaciones, su derecho constitucional a elegir una vía u otra para representar a los zacatecanos en el congreso.

Pero el mismo reclamo sería invocado por Muñoz Mena en el sentido de ejercer su libertad de expresión que es, en esencia, uno de los atributos fundamentales de los legisladores para manifestar sus acuerdos o desacuerdos con el poder en turno.

La libertad de expresión también estaría jugando un papel preponderante en esta reyerta intestina en el Partido del Trabajo, que estaría siendo coartada por el coordinador (con licencia) de dicha fracción parlamentaria.

Ese es el fondo.

El próximo martes Zacatecas vivirá uno de sus escenarios políticos más interesantes de los que se tenga memoria en el Congreso estatal, cuando se dé entrada a la resolución de la comisión permanente sobre la petición de licencia del diputado Saúl Monreal Ávila.

Sin duda que sentará un precedente en la historia política de la LX legislatura y, en general, de la política interna durante el sexenio 2010-2016.

Si Saúl Monreal regresa por la vía plurinominal al Congreso y destituye de facto a Gustavo Muñoz Mena, tendrá un fuerte costo político porque se habrá impuesto no solo el autoritarismo partidista, sino se confirmará el patrimonialismo monrealista sobre un partido que desprecia la decisión ciudadana en las urnas.

Pero si pierde la batalla jurídica política el costo político será mayor y la derrota alcanzará dimensiones que debilitarán seriamente la carrera política de Saúl Monreal Ávila, pues se evidenciarían la inexperiencia e insensibilidad para solucionar un conflicto de orden interno parlamentario.
Ninguna de los dos escenarios le conviene.

Al tiempo.

 

NOTAS RELACIONADAS:

Congreso sin rumbo

Rechazan expulsión de Muñoz Mena diputados y líderes campesinos

No seremos incondicionales ni peleles del gobierno: Saúl Monreal

Defenderá Muñoz Mena su curul ante los tribunales

Rinde Ramiro Ordaz protesta como diputado local

Instalan en el Congreso comisión permanente

En medio de trifulca, aprueban diputados presupuesto 2011

reformas codigo penal1

expo agro1

presidencia zacatecas

Recibe dinero