Sábado 25 Septiembre 2021

La recta final 2021

En las votaciones del próximo domingo se definirán 2 aspectos políticos que son trascendentes para la participación ciudadana: si la captación comicial logra superar el 60% de la elección del 2016 y si finalmente David Monreal Ávila rompe un maleficio electoral para gobernar su natal Zacatecas.

En la elección de hace 5 años el PREP (Programa de Resultados Preliminares) del IEEZ le otorgó al candidato Alejandro Tello de la alianza PRI-Verde-Panal, el 37.31% de la captación electoral (66 mil votos de diferencia) sobre el 27.27% del candidato de Morena, David Monreal Ávila, quien por segunda ocasión era derrotado, después de haber arrancado con una ventaja porcentual importante.

Aquel domingo 5 de junio el candidato de la alianza Primero Zacatecas obtuvo 259 mil 908 votos, en tanto que el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional logró 189 mil 620 sufragios.

En aquella elección el PRI se quedó con 30 municipios y 15 de los 18 distritos electorales de mayoría.

El partido Morena, que en aquella ocasión contendió sólo por ser de nueva creación, dio la sorpresa con Mónica Borrego Estrada (hermana menor del exgobernador Genaro Borrego Estrada), quien ganó el Distrito 1 con sede en la capital zacatecana, al derrotar a Lucía Alonso Reyes, hermana mayor del exgobernador Miguel Alonso Reyes.

Hay un elemento más: Morena ganó también la capital del estado con la candidatura de Soledad Luévano Cantú (actual senadora de la República) pero el triunfo le fue arrebatado en los tribunales electorales por actos anticipados de campaña y, por ello, el PRI se quedó con esa demarcación municipal con Judit Guerrero en la presidencia.

¿Cuál es el escenario político electoral que hoy se vive?

De entrada, David Monreal vuelve a ser postulado por Morena, pero su candidatura es considerada como una imposición del centro en contra de la voluntad de los morenistas zacatecanos, fundadores de este partido en el estado y con una larga e histórica trayectoria en la izquierda local.

Por otro lado, la diputada Mónica Borrego Estrada no aparecerá en la boleta electoral en esta elección, pero el que sí reapareció en un video de apoyo a la candidata Claudia Anaya fue su hermano, el exgobernador Genaro Borrego Estrada, quien en un mensaje contundente alertó sobre la posibilidad de que llegue al poder “una pretensión de cacicazgo permanente”.

Por cierto, la perspectiva electoral en la capital zacatecana es muy complicada para Morena, debido a la persecución política en contra del exalcalde Ulises Mejía Haro, a quien por pretender la candidatura de este partido al Gobierno del Estado no sólo se le bajó de la contienda, sino de la posibilidad de la reelección por la presidencia municipal.

Los organismos electorales (Trijez e IEEZ) le impidieron con argucias legales el registro, por lo que buscó refugio y apoyo en el PES (Partido Encuentro Solidario), quien presionó para que finalmente, a 9 días de la elección le admitieran el registro por una diputación local y a su compañero Iván de Santiago, la candidatura a la presidencia municipal de Zacatecas.

Lo interesante en la postulación de candidaturas morenistas en Zacatecas es que sus candidatos y candidatas no son de militancia en este partido; la mayoría provienen del PRI, Verde y en algunos casos del PRD.

Lo peor del caso es que el comité estatal de Morena impugnó la candidatura de David Monreal y, por lo tanto, sus dirigentes han sido excluidos de la campaña y están operando en su contra.

El candidato de Morena es sólo apoyado por su hermano, el senador Ricardo Monreal, quien ha venido en varias ocasiones a manifestar su abierto apoyo, aunque el respaldo de Karen Castrejón, dirigente nacional del Partido Verde Ecologista de México y de Alberto Anaya, líder nacional del Partido del Trabajo, no se han manifestado en Zacatecas. Ambos han refrendado el respaldo solo a sus candidatos en Zacatecas.

Hace 5 años David Monreal perdió la elección cuando llevaba una ventaja de aproximadamente 10% en la semana previa al día de la votación y hoy, a 3 días de que concluya el período de campañas y a 6 de la elección, tiene una ligera ventaja de 5 por ciento, de acuerdo a la encuesta publicada por Latinus-Reforma, aunque Arias Consultores le da una ventaja de 8 por ciento.

El comportamiento de Claudia Anaya Mota ha sido ascendente desde que fue postulada por la alianza Va por Zacatecas (PRI-PAN-PRD). No ha bajado la preferencia en su favor y tampoco se ha frenado.

La diferencia entre ambos aliancistas no es amplia y ello mantiene en la incertidumbre a la gran mayoría del electorado zacatecano.

El perfil de la senadora con licencia es el de una mujer inteligente, disciplinada, de férrea voluntad que le ha permitido superar la limitación de una discapacidad provocada por un accidente automovilístico y, además, su productivo paso por el Senado y el Congreso federal le permitieron tender las relaciones necesarias para la gestión en las instancias nacionales.

En tanto que David Monreal Ávila no ha mostrado eficiencia y eficacia en los cargos públicos bajo su responsabilidad, tampoco se le ha visto un crecimiento en su paso por el Senado de la República y, en su trabajo en la Coordinación General de Ganadería, la Auditoría Superior de la Federación determinó que en 2019 dejó irregularidades por 271 millones de pesos y le falta por comprobar 32.4 millones de pesos.

El principal interesado en que David gane la elección para gobernador es su hermano, el senador Ricardo Monreal, quien el pasado 28 de mayo en un acto de apoyo al candidato morenista en Saltillo, Coahuila, Armando Guadiana, éste lo destapó como “su gallo” a la presidencia de la República para el 2024.

¿De qué manera influirá este anticipado “destape” en el proceso electoral de Zacatecas?

 

Al tiempo.

*Director general de Portico.mx

@juangomezac