Domingo 17 Octubre 2021

Tendencias y desprendimientos

Zacatecas apenas está entrando en la lucha por la gubernatura, y las estrategias de cada una de las expresiones políticas se vislumbran en un escenario en donde empiezan a manifestarse los pleitos, las ambiciones y los pronunciamientos, a favor o en contra de las coaliciones electorales.

En los últimos días se han visto 2 estrategias muy sólidas en el panorama preelectoral zacatecano, que muestra muy claramente la experiencia, la visión y la capacidad de los actores políticos.

Quien tomó la iniciativa fue el equipo de David Monreal Ávila, el candidato de Morena, al hacer uso de 2 instrumentos muy vistos en procesos electorales pasados, pero que no necesariamente podrían ser eficaces en el período actual.

Uno de estos instrumentos son las encuestas que contratan, publican e inducen los estrategas morenistas, pero que no necesariamente son un factor que determinará el comportamiento en la preferencia electoral.

Habría que recordar que prácticamente todas las encuestas que se publicaron en el 2018 daban al entonces delegado de la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, como el candidato más fuerte para la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Pese a ello, el entonces líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, se pronunció por Claudia Sheinbaum, quien se alzaría con el triunfo electoral. ¿Y las encuestas?

Por cierto, en la publicación de las encuestas del año pasado el aspirante de Morena ocupó una ventaja importante en la preferencia interna de su partido y también frente a otros hipotéticos contrincantes, lo que le sirvió de base para su nominación.

Pero en la última encuesta publicada por Demoscopia Digital David Monreal obtuvo 38.9% de preferencia electoral y la senadora Claudia Anaya, 26.1% y en la de Massive Caller del 19 de enero, el precandidato de Morena tiene 42.6% y la candidata de la alianza PRI-PAN-PRD, 26.6.

En el primer resultado son solo 12 puntos porcentuales de diferencia en tanto que en el segundo, 16; pero el 25 de enero del 2021 la empresa encuestadora Massive Caller publicó una reducción en la ventaja, al establecer que David Monreal tenía 38.8% de preferencia electoral y Claudia Anaya se le acercaba con 28.1%. Una diferencia de sólo 10 puntos porcentuales.

El margen de ventaja se reduce paulatinamente, en tanto que el comportamiento de preferencia electoral del candidato morenista continúa estancado desde agosto 2020, lo que obligaría a sus asesores a cambiar de estrategia en los próximos días.

El otro instrumento son los pronunciamientos a favor del aspirante morenista al gobierno de Zacatecas, recurso que fue muy efectivo en la campaña electoral de Ricardo Monreal (1998-2004) en 1998, cuando después de 20 años había renunciado al PRI al no ser postulado candidato a la gubernatura estatal.

Empero los tiempos y los momentos son distintos. Ricardo Monreal había renunciado al tricolor en demanda de democratización para la elección del candidato. El entonces aspirante había pedido consulta a la base. No fue escuchado.

Hoy el escenario es diferente. En Morena Zacatecas se demanda la publicación de la encuesta con la que se designó a David Monreal como candidato al gobierno del estado, ante la inconformidad de otros contendientes.

Los inconformes con el resultado demandaron transparencia a la Comisión Nacional de Elecciones y la realización de una segunda encuesta, pero al no ser escuchados, decidieron interponer 2 demandas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. La nominación está judicializada.

Por otro lado, se han manifestado pronunciamientos a favor de Monreal Ávila, pero los protagonistas ya no militaban en el partido al que dicen renunciar, mientras que otros solo lo hacen de manera personal.

Los pronunciamientos tienen su efecto, pero, ¿qué tanto influirán en la tendencia del voto? No lo sabemos por el momento; sin embargo, tienen su impacto mediático presencial.

Otro aspecto de mucho riesgo en lo que será la campaña de David Monreal son las complicaciones en la designación de candidaturas, tanto locales como federales, lo cual le puede abrir un boquete importante en el proceso de registro ante las instancias electorales.

El principal riesgo es que está a punto de la ruptura con el Partido del Trabajo, pues se ha erosionado la relación política.

Por otro lado, la candidata Claudia Anaya Mota, aunque tiene un comportamiento que muestra un crecimiento, éste no es significativo todavía, probablemente porque aún no inician las campañas electorales formales sino hasta el 4 de abril.

La alianza Va por Zacatecas que integran el PRI, PAN y PRD, aún no muestran estrategias efectivas y su presencia en redes sociales y medios de comunicación no motiva y aún no logra mostrar innovación y creatividad.

Un aspecto de riesgo interno que tiene la senadora priísta es la ausencia en su campaña del exaspirante a la candidatura gubernamental Adolfo “Fito” Bonilla Gómez, aunque en la presentación del candidato aliancista en Fresnillo, Javier Torres Rodríguez “Javo”, estuvo presente su padre, el exsenador José Bonilla Robles, el patriarca político.

Éste es parte el escenario que priva previo al registro de las candidaturas que será el próximo 26 de febrero, en el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ). Después de esta fecha, las tendencias empezarán a moverse más dinámicamente.

Al tiempo

*Director de Portico.online

@juangomezac