Sábado 19 Junio 2021

El corredor electoral zacatecano

Alcaldes de Fresnillo, Guadalupe y Zacatecas se vislumbran en la contienda

El corredor electoral más importante del estado Zacatecas está concentrado en 3 municipios y será, sin duda, la disputa más álgida que libren las 2 alianzas contendientes en el proceso electoral 2021.

La elección del presente año tendrá una característica muy especial: será preponderantemente local, lo que comprende el posicionamiento, el perfil, carisma, liderazgo y propuesta del candidato y candidata al gobierno del estado, así como de los participantes a las alcaldías y diputaciones, tanto federales como locales.

En la elección de 2018 Morena “barrió” electoralmente en el corredor electoral más importante del estado: Fresnillo, Guadalupe y Zacatecas, en un escenario de debacle del priísmo nacional y de castigo del electorado mexicano. Fue una elección presidencial.

En aquella ocasión el municipio que más votos logró fue Fresnillo, con Saúl Monreal Ávila a la cabeza, seguido por Julio César Chávez Padilla en Guadalupe y Ulises Mejía Haro en Zacatecas. En el escenario actual, los 3 irán por la reelección.

En Fresnillo Morena captó 43 mil 584 votos, la derrama electoral más importante de la historia democrática en el municipio; Guadalupe, 34 mil 924 y Zacatecas, 30 mil 375 sufragios.

Estos 3 municipios constituyen el corredor electoral más importante del estado de Zacatecas, pero tienen sus particularidades que es importante señalar:

En el Mineral Saúl Monreal Ávila lleva un avance muy ventajoso y se coloca en la preferencia electoral más amplia del espectro actual. El “Benjamín” de los Monreal no tendrá contrincante que ponga en riesgo su reelección.

En Zacatecas el alcalde Ulises Mejía Haro tampoco tendría problema para la reelección, puesto que la tendencia lo coloca con un 28.6% sobre un posible candidato que podría ser Jorge Miranda Castro (secretario de Finanzas del gobierno estatal) quien registra 6.0% de preferencia, al igual que la diputada Mónica Borrego Estrada.

Empero ambos no contenderán, mientras que el PAN aún no confirma si será su candidato, Alejandro Enríquez Suárez del Real, actual presidente de Coparmex Zacatecas.

Tanto Saúl como Ulises aspiraron a la candidatura por el gobierno del estado por Morena, pero ambos han declinado continuar por esa ruta, una vez que la decisión, pese a todo, se ha definido por David Monreal Ávila.

En Guadalupe, Julio César Chávez Padilla también optará por la reelección. Desde un principio se ha pronunciado por su pertenencia al grupo que formó David Monreal y por ello ha obtenido un gran apoyo en su administración, pero no ha podido proyectar buenos resultados.

Los constantes conflictos en los que se ha visto envuelto y las contradicciones en su conducción, le han impedido consolidar una imagen exitosa al frente del ayuntamiento.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que la decisión del electorado zacatecano se dividirá en 2 hemisferios electorales: Juntos Haremos Historia (Morena, PT, Verde y Nueva Alianza) y Va por Zacatecas (PRI, PAN y PRD), quienes harán todo lo posible por ganar la confianza y apoyo de los zacatecanos.

Ambas coaliciones electorales tienen sus propios problemas internos, una más otra menos, pero ambas registran una problemática, sobre todo en la elección de candidatos y candidatas.

Sin lugar a dudas es Morena la expresión que enfrenta mayores conflictos internos, porque su candidato no tiene ninguna relación y mucho menos identidad con el partido local, cuya dirigencia se encuentra en manos de los opositores a su elección.

El candidato David Monreal Ávila ha hecho una estructura paralela piramidal, dividida en 4 distritos electorales federales con coordinaciones regionales, pero ajena totalmente a la estructura dirigente estatal. Su base de apoyo es el grupo de afinidad Monrealista que opera en la región.

Todo parece indicar que a David Monreal no le interesa tender puentes de comunicación con quienes no pertenecen a su grupo, pero comete un error táctico que lo puede llevar al escenario del voto diferenciado que afecte la viabilidad de una victoria electoral.

En cuanto a la alianza electoral Va por Zacatecas integrada por el PRI, PAN y PRD, el principal problema es la identidad ideológica y la nominación de candidaturas a diputaciones y alcaldías.

Las escisiones precipitadas se están dando en algunos municipios como el de Guadalupe y Río Grande, sin que las dirigencias locales puedan contener el desgajamiento incipiente.

La candidata de esta alianza, la senadora Claudia Anaya Mota, se ha invertido en lo que llaman “operación cicatriz” y en tender puentes de comunicación, para que el acomodo de las candidaturas municipales y la participación de los partidos de la coalición electoral sea lo más tersa posible y evitar los choques entre los grupos políticos y aspirantes. No es una tarea fácil.

Del 26 de febrero al 12 de marzo se realizarán los registros ante el Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Zacatecas.

En ese lapso pueden pasar todavía muchas cosas.

Al tiempo.

*Director de Portico.online

@juangomezac