Miércoles 20 Noviembre 2019

El reto del PRI

 

  • miguel-alonso-priDesventaja en período de precampaña
  • ¿Le ayudará gravar alimentos y medicinas?
  • La encuesta como método de selección

 

Los preparativos de la Asamblea Nacional priísta en la que se definirán temas torales como la apertura impositiva en alimentos y medicinas, así como permitir la inversión privada en áreas estratégicas en Pemex, mantienen en ascuas y en seria desventaja a los aspirantes a puestos de elección popular en 14 entidades del país, entre ellas Zacatecas.

Será hasta después de su Asamblea Nacional cuando las dirigencias estatales priístas suelten las amarras en sus respectivos estados y se abra el tropel de aspirantes a diputaciones y alcaldías en las entidades en las que se realizarán elecciones este año.

A inicios del próximo mes de marzo el Partido Revolucionario Institucional (PRI) definirá si mantiene o no los candados en el impuesto al consumo en alimentos y medicinas, si modifica su postura de impedir inversión privada en áreas estratégicas de Pemex y si reduce sus órganos de dirección.

Temas sin duda muy polémicos que han levantado fuertes discusiones entre la militancia tricolor en todo el país, por los riesgos que implica gravar alimentos y medicinas y abrir la inversión privada en Petróleos Mexicanos.

Sin embargo, la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto está urgida de recursos frescos derivados de una tasa impositiva a los alimentos y medicinas, pero muchos priístas, y en especial los de viejo cuño, han manifestado su desacuerdo y preocupación en ese tema que será definido en su Asamblea Nacional.

No olvidan que precisamente el incremento al IVA que se dio durante la administración del presidente Ernesto Zedillo, y que aprobó la bancada tricolor bajo el liderazgo en la cámara de diputados de Roque Villanueva, contribuyó al deterioro de la imagen priísta en las elecciones del año 2000, cuando fueron derrotados por Vicente Fox y Acción Nacional.

La apertura de la inversión privada en Petróleos Mexicanos es otro de los temas candentes que han encontrado también seria oposición, no solo al interior del PRI sino entre un sector amplio de la población mexicana.

Por otro lado, la Asamblea Nacional priísta que se realizará del 1 al 3 de marzo en el Centro Banamex de la Ciudad de México, a la que asistirán 4.178 delegados de las 32 entidades del país, definirá la modificación de sus Estatutos y su Declaración de Principios para reducir el tamaño de sus órganos de dirección y agilizar su vida interna.

Pero no solamente los priístas definirán si abren los candados de su Programa de Acción la inversión privada en Pemex y gravan alimentos y medicinas, sino también contemplan modificar sus estatutos para adelgazar sus órganos colegiados, ordenar sus procesos internos y centralizar sus decisiones.

En este sentido se reduciría su Consejo Político Nacional de 1.271 integrantes a 620, lo que afectaría a los representantes de organizaciones adherentes que pasarían de 189 a 63; a los miembros de los sectores (obrero, campesino y popular) que pasarían de 300 a 150, a los diputados locales de 64 a 32 y a los consejeros electos territorialmente de 480 a 160.

La modificación estatutaria traería también una reducción en la Comisión Política Permanente, actualmente compuesta por 225 integrantes, lo que cambiaría a solo 54.

Pero hay algo que llama poderosamente la atención en las propuestas de cambio en los estatutos del Revolucionario Institucional, es la autorización de candidaturas independientes, un tema en boga en Zacatecas, en el que el grupo del gobernador Miguel Alonso Reyes esboza una amplia sonrisa, puesto que ello le abriría la puerta a candidatos de estrecha relación y amplia confianza.

Asimismo se contempla en esta reforma estatutaria la posibilidad de postular como candidatos a ciudadanos simpatizantes, que podría realizarse en el ámbito municipal, estatal y federal.

Todas estas modificaciones, tanto en la Declaración de Principios como en los Estatutos priístas, tendrán un efecto preponderante en los procesos electorales en turno, lo cual podría modificar sustancialmente la imagen tanto del gobierno federal como los candidatos a puestos de elección popular.

Sin embargo, los aspirantes a una diputación o alcaldía no pueden en este momento realizar proselitismo entre la militancia, porque no se ha emitido la convocatoria para tal efecto. Ello, por supuesto, no ha sido limitativo para que algunos precandidatos coloquen rótulos en autos con su propaganda política, pese a que el partido corra el riesgo de ser sancionado por el Instituto Estatal Electoral por actos anticipados de campaña.

Pese a todo, la dirigencia estatal priísta a cargo de Juan Carlos Lozano Martínez estimula la aplicación de encuestas como método de selección de candidatos en los comités municipales de su partido, lo que ha generado inconformidades entre algunos aspirantes y grupos regionales, en donde demandan consulta a la base.

¿Surgirá un nuevo PRI después de la asamblea nacional?

Al tiempo.

 

FOTO: ARCHIVO

verbena 20 nov

bazar issstezac 2019

materno infantil legislatura2