Viernes 23 Octubre 2020

Miguel Alonso toma el control electoral

miguel-alonso-votando-1• Primer triunfo político sobre Ricardo Monreal
• Hay distancia, pero no enfrentamiento
• La Tarea: hacer ajustes en su gabinete, entre otras

El resultado electoral en Zacatecas en donde triunfaron los candidatos (as) del PRI en los cuatro distritos electorales y en la candidatura del Senado de la República, pone de manifiesto la determinación del gobernador Miguel Alonso Reyes de retomar el control electoral en el estado, en donde desde hace más de 12 años el PRI no conocía un triunfo de esta magnitud.

La última ocasión en la que el Revolucionario Institucional se llevó el carro completo en los cinco distritos electorales y en el Senado de la República fue en 1994 durante la administración de Arturo Romo Gutiérrez, quien calificó a Zacatecas como “la entidad más priísta del país”.

Tres años después repetiría el triunfo electoral en el proceso federal, pero un año más tarde llegaría la alternancia a Zacatecas con Ricardo Monreal Ávila, en 1998.

A casi dos años de haber asumido la gubernatura, Miguel Alonso Reyes retoma el control electoral absoluto del estado, pese a que el exmandatario Ricardo Monreal, su formador e impulsor en la política, fuera el coordinador de la campaña del candidato de las fuerzas progresistas, Andrés Manuel López Obrador y, además, controla al Partido del Trabajo (PT) en Zacatecas en donde su hermano David contendió por la Senaduría.

En la presente elección presidencial Alonso Reyes se alzó con la victoria política. Observemos porqué:

El candidato presidencial Enrique Peña Nieto obtuvo en Zacatecas 334.938 votos, en tanto que Andrés Manuel López Obrador captó 160.807 sufragios, Josefina Vázquez Mota obtuvo 120.335 y Gabriel Quadri, 21.424.

En cuanto a las candidaturas para el Senado de la República, fórmula en la que participó David Monreal Ávila, exalcalde de Fresnillo, excomisionado político del PT y excandidato al Gobierno del Estado hace apenas dos años (2010), los resultados son los siguientes:

La coalición Compromiso por México obtuvo 329.192 votos; la alianza de las Fuerzas Progresistas, 159.999, y el Partido Acción Nacional, 110.678, lo que significa que, a pesar del aplastante triunfo priísta, David Monreal Ávila llegará al Senado, por haber obtenido la segunda minoría en la elección presidencial.

Respecto a las candidaturas al Congreso federal, los cuatro candidatos(as) de la coalición Compromiso por México obtuvieron su pase completo.

Fue una victoria aplastante.

Sin embargo ello no significa, como muchos lo especulan, la derrota definitiva del 'monrealismo' en el estado.

Como se recordará, el entonces candidato petista por el primer distrito electoral, Guillermo Huizar Carranza, actual contralor interno del gobierno 'alonsista', fue derrotado en las elecciones del 2009. Al año siguiente, el PT lograría el triunfo electoral en Fresnillo, que este partido político ha logrado retener en tres elecciones.

Sin embargo, hay distancia entre Miguel Alonso y Ricardo Monreal, pero no enfrentamiento, como es el caso de la relación con la exgobernadora Amalia García Medina.

Ello significa que ambos pueden llegar a acuerdos políticos en el futuro para mantener el control y la estabilidad en el estado, factor importante para la gobernabilidad.

Miguel Alonso es el gran triunfador.

Los frutos de su relación con el presidente electo, Enrique Peña Nieto, veremos si son realidad en el futuro inmediato.

Pero no todo está bajo control:

Tendrá que poner orden en el gabinete y depurar a los elementos que no solo no han crecido, sino que han sido incapaces de afrontar la responsabilidad para la que fueron designados.

El PRI es otro reto en el horizonte.

El partido que lo llevó al poder está dividido y confrontado. Los neopriístas que arribaron con él y que venían del perredismo no encuentran acomodo entre los priístas de viejo cuño que se sienten desplazados.

El congreso no camina.

Las reformas estructurales han tropezado por la falta de operación política, en tanto que la inseguridad y el desempleo sientan sus reales en el estado, azotado por una sequía a la que no se le ha hecho frente con ni con recursos ni con imaginación.

La tarea no es sencilla.

Así se encamina hacia su segundo informe gubernamental.

Mientras tanto, saborea la victoria.

 

FOTO: ARCHIVO