Lunes 21 Enero 2019

La civilidad política y la pseudo austeridad republicana

Tello toma protesta a Ulises Mejía

Este pasado sábado 15 de septiembre se conformó un nuevo escenario político para Zacatecas y sus 58 municipios, pues los ayuntamientos más importantes del estado serán gobernados por alcaldes provenientes de partidos de oposición.

Ante este nuevo contexto social y político, el gobernador Alejandro Tello dio muestra, una vez más, de su gran capacidad para gobernar, pero sobre todo de ser un hombre con madurez y civilidad política, a pesar de no asumirse como político.

Por ello, al anteponer a Zacatecas sobre cualquier ideología partidista o intereses personales, les tomó protesta a 5 alcaldes, uno panista, 3 de extracción morenista y un priista.

Para sorpresa de los que se dicen conocedores de la política, en cada uno de los diferentes municipios a los que acudió, el gobernador Alejandro Tello fue recibido con respeto y aprecio, hecho que jamás había pasado con anteriores gobernadores.

Primero acudió al municipio de Jerez, donde gobernará un panista; ahí, en un ambiente de total tranquilidad, armonía y austeridad, le refrendó a Antonio Aceves su disponibilidad de trabajar en total coordinación.

Posteriormente se dirigió al moreno municipio de Fresnillo, donde no sólo se encontraría con el pueblo afín a la familia Monreal, sino que en ese lugar estaría congregada la mayor parte de la clase política que actualmente representa a Zacatecas.

Sin embargo, y a pesar de encontrarse grandes figuras nacionales como Amalia García y Ricardo Monreal (quienes desde hace años no se les veía en un mismo lugar), ahí el protagonista fue Tello, pues al parecer todos entendieron el mensaje de que las elecciones habían terminado y era momento de trabajar para el estado, palabras que no precisamente eran para Saúl Monreal, quien tomaba protesta como presidente, sino para aquéllos personajes que se han dedicado a señalar pero nunca a aportar.

Después llegó a la toma de protesta de Ulises Mejía Haro, en Zacatecas, evento que estuvo marcado por retrasos de figuras nacionales, la incongruencia de anteponer a la ‘socialité’ con la que el joven alcalde creció y no a los zacatecanos que le dieron su voto, el no respetar los protocolos con los poderes, pero sobre todo, por una “pseudo austeridad republicana”, pues el derroche de dinero, al rentar un Palacio de Convenciones, ofrecer una verbena amenizada por mariachis, fue lo que destacó en este evento.

Ahí, en Zacatecas, como más tarde en Guadalupe, con el polémico Julio César Chávez, Alejandro Tello fue muy contundente en su mensaje: dar resultados, que es lo que exige la ciudadanía.

En Trancoso, con el alcalde priista todo pasó sin novedad.

La nueva generación de las áreas de comunicación social
Lo que también se pudo apreciar en este cambio político es la nueva forma de llevar la comunicación social, tanto del actual gobierno estatal como de los nuevos ayuntamientos, pues los personajes que se habían consolidado como jefes de prensa desde las pasadas administraciones han quedado rebasados por las nuevas generaciones, ya que la mayoría de estos personajes se estancaron en una comunicación tradicional obsoleta o simplemente marcados por la corrupción y desvío de recursos.

Ahora, se está percibiendo la aparición de nuevas figuras en las áreas de prensa, que en su mayoría son mujeres, jóvenes y que en cada lugar que están van adquiriendo más y mejor experiencia. En los municipios algunos de los nombres que suenan son Verónica Trujillo, Karla Padilla, Jorge Tiscareño; en el gobierno del estado Alma Tapia, Jessica González, Rosy Quiñonez (ya con más experiencia), entre otros, pero la mayoría no superan los 40.

Sin embargo, el mayor reto de estos es darle orden al gasto para medios de comunicación, tal y como lo anunciara el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de transparentar y reducir exponencialmente el recurso destinado a publicidad oficial.


El primer paso que tendrán que dar los nuevos jefes de prensa es hacer público en sus respectivos presupuestos de egresos, las partidas en comunicación social, pues estos actos no solo hablarán de una austeridad republicana, sino de la verdadera forma de terminar con la opacidad, la discrecionalidad y corrupción.

Nos leemos la siguiente semana en este espacio donde todo se sabe...