Viernes 21 Septiembre 2018

El músculo político de los candidatos

La madrugada de este domingo terminaron los registros para las candidaturas locales; y el panorama para todos los partidos, sin excepción, se vislumbra complicado.

Desde la designación de candidatos de relleno hasta los impuestos, se ha evidenciado que todos tienen problemas internos al respecto, y ni qué decir de las fraccionadas alianzas o las rupturas de éstas, que lo único que han logrado es que sea un proceso de todos contra todos, y ya ni contra el PRI.

Es de sorprender que quienes mostraron su músculo político durante sus registros solo fueron unos cuantos, es decir quienes tenían que hacerlo. Entre estos fueron los priistas Enrique Guadalupe y, por supuesto, Osvaldo Ávila; Julio César Chávez, quien se ha vendido como un gran líder le faltó, y mucho, consolidar sus cartas.

El que sí dejó más que a uno sorprendido y encendió las alertas, principalmente al interior del PRI, fue Cuauhtémoc Calderón, quien no solo se mostró bien respaldado sino sólido, pues al presentar cartas fuertes en su equipo, tal como lo es Tomy Torres, hijo de la secretaria general de Gobierno, Fabiola Gilda Torres, da muestra que en verdad quiere ganar.

Quienes quedaron a deber fueron los contendientes del PRI a la presidencia municipal y diputaciones por la capital (Lula, Julio Cesar Nava y Juan del Real), que no solo evidenciaron la descoordinación del partido en cuanto a los registros, sino el poco apoyo que tienen.


Los Monreal una franquicia que engañosamente se vende cara
Los hermanos Monreal sin duda han sabido capitalizar su apellido, al grado de convertirlo en una franquicia que se vende cara pero que ya no aporta tanto en términos de seguidores, y en Morena muchos lo han padecido y lo saben.

En la gira de la semana pasada por Zacatecas del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, los Monreal demostraron que ya no son lo que fueron antes. En el mitin de Fresnillo vimos muchas sillas vacías, tanto que los organizadores quitaron decenas para disimular la ausencia de simpatizantes.

¡Ricardo Monreal ya no pudo llenarle a su jefe un evento justo en lo que históricamente ha presumido es su bastión!

De paso, el ex gobernador y compañía recibieron un regaño disfrazado de parte del peje, cuando en uno de sus eventos públicos en Zacatecas reconoció el trabajo de Fernando Arteaga, ex líder de Morena, que fue destituido por una mala jugarreta de los Monreal. Cansado y hasta el copete se dijo López Obrador de los pleitos internos.

¿Será que se acerca el fin del cacicazgo Monreal que tanto daño le ha hecho a la política zacatecana?

Benjamín, el terror de Saúl
Hablando del debilitamiento de la marca Monreal, el PRI nada tonto colocó a Benjamín Medrano por la presidencia de Fresnillo, pues el cantante le tiene ya bien tomada la medida a Saúl, el hermano menor de la familia Monreal y candidato de Morena, a quien Medrano ya ha derrotado en las urnas en 2 ocasiones.

No obstante con esta decisión, con cara de imposición, no dejó contentos a muchos y mucho menos al primer elegido, el alcalde con licencia Pepe Haro, quien con sus mensajes en redes sociales mostró su rechazo no solo al partido sino al candidato, por lo que se prevé su nulo respaldo a Benjamín.

¿Será que Saúl se deberá preparar para una tercera derrota o bien aplicará el dicho de la tercera es la vencida?

Nada fácil la tiene el pequeño de la familia…