Lunes 20 Noviembre 2017

Crece presupuesto de Zacatecas poco más de 1.000 mdp

Tello encabeza gestiones en CDMX

Aunque pudiera no ser el monto idóneo para atender las necesidades de un estado como este, el pasado viernes en la madrugada cuando se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) no le fue tan mal, como todos esperaban, a Zacatecas, pues los diputados federales le asignaron 1 mil 194 millones de pesos más con respecto al año 2017, lo que hace un total a ejercer de casi 26 mil millones de pesos.

Sin duda un factor clave, no sólo para el incremento sino para que la cantidad no fuera a la baja, fue el gobernador Alejandro Tello y las gestiones que realizó desde días atrás en la Cámara de Diputados, con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade y cuanta autoridad federal se pudo.

Una muestra de lo dicho es que se aprobaron recursos para proyectos muy específicos planteados desde el gobierno de Zacatecas, como es la construcción de la presa de Milpillas para la cual se destinarán 175 millones de pesos con los cuales se podrá comenzar la construcción de la obra que abastecerá de agua a miles de zacatecanos.

Un logro más que se tiene que aplaudir es que la Secretaría de Educación Pública (SEP) absorberá parte importante de la nómina magisterial que estaba rezagada desde 2014, sin duda ello dará flujo de efectivo al estado.

También, al revisarse detenidamente el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados se aprecia que se le dio a Zacatecas un fondo de 20 millones de pesos para la accesibilidad en el transporte público de las personas con discapacidad, así como múltiples recursos para obras de infraestructura muy específicas en la mayoría de los municipios.

Miguel Auza, Tabasco, Concepción del Oro, Jalpa, Vetagrande, Francisco R. Murguía, Atolinga, Jiménez del Teul son algunos de los municipios a los cuales se les destinó en el PEF 2018 dinero para la construcción de obras hidráulicas, carreteras, caminos, infraestructura educativa, social y otros que en el documento están detallados y si son de su interés ver cada uno, lo puede encontrar en el portal en la Cámara de Diputados.

Sin duda quedan aún interrogantes respecto de obras también prioritarias para el gobierno estatal, como es la ampliación de la carretera Zacatecas-Aguascalientes, no hay una solución de fondo para la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y otros temas a los que urgen recursos y no evasivas del gobierno federal.

Pero lo cierto es que si el gobierno de Tello no hubiera presentado proyectos y propuestas específicas, Zacatecas se habría quedado en la lona, una vez más con su problema de la nómina educativa. La realidad es que los números dieron para que incluso el secretario de Finanzas, Jorge Miranda, anunciara que el déficit estructural que enfrenta el estado se ha reducido en un 50 por ciento.

Aunque una gran parte ya quedó etiquetada, el reto de tener un presupuesto justo y equitativo a las necesidades ahora está en la propuesta que haga el ejecutivo al legislativo, en especial los zacatecanos estamos en manos de los diputados locales quienes deberán aprobar el paquete económico antes del 31 de diciembre en el Congreso local.

Se ha dicho que no habrá nuevos impuestos o incremento en las cargas impositivas, eso esperamos todos.

La UAZ y su eterna crisis
Fue a inicios de la semana pasada cuando el gobernador Alejandro Tello ofreció una conferencia de prensa donde, si bien dejó en claro que no abandonará a la Universidad Autónoma de Zacatecas y con ello a los estudiantes, también fue honesto en señalar que lo que más necesita la máxima casa de estudios es una real reestructura financiera, pues el rescate coyuntural de nada le aporta a la clase universitaria.

Es de llamar la atención que a pesar de que el gobierno aumentó el recurso para este ejercicio fiscal de nada les sirvió, ya que la universidad volvió a solicitar dinero para el pago de la nómina de los trabajadores; el fondo es el manejo irregular y desbordante del recurso público.

Ante esta grave situación, para nadie es un secreto de la gran simulación que se vive al interior de la UAZ, pues hasta la fecha el actual rector Antonio Guzmán no ha tenido... el valor de hacer una verdadera reestructuración, misma que le ha solicitado una y otra vez la Federación, y hasta el momento nada, por ello la respuesta ha sido la misma, lo cual se ve hoy reflejado en el PEF 2018.

Pero será hasta que realmente exista voluntad y se antepongan los intereses de los universitarios cuando el panorama para esta universidad cambie; en ese momento Antonio Guzmán pasará a la historia, no como uno más que desfalcó a la institución sino como el que la rescató.

Claro está que el costo no será menor, pues se tocarán muchos y grandes intereses, entre ellos algunos se encuentran muy cerca a la rectoría, pues no será una acción populista ni mucho menos para quedar bien con los vividores de la universidad.

Mientras todos los zacatecanos esperamos que el rector ya despierte y tome la más grande decisión para los estudiantes, las amenazas de huelga y estresante coyuntural seguirá una y otra vez.

yndice