Jueves 30 Junio 2022

El empoderamiento de la mujer a través del emprendimiento

Giselle Arellano destaca el liderazgo femenino en la época postcovid

 

Una de las prácticas que fundamenta el sentimiento de autoconfianza en la mujer en el momento de la apertura de oportunidades derivadas del hecho de abrir un negocio, consolidarlo y disfrutar de la independencia financiera, lo es el emprendimiento femenino, aseguró la licenciada en Mercadotecnia, Giselle Arellano Ávila.

 

Agregó que éste se ha convertido en unas de las principales fuentes de creación de riqueza y bienestar social a nivel mundial.

Destacó que el emprendimiento es una tendencia que se ha convertido en una opción viable para muchas mujeres que buscan una mayor autonomía y libertad en sus vidas, ya que ofrece la oportunidad de desarrollar sus propias ideas y de controlar su propio destino.

Esto les permite ser más independientes y autónomas, además de brindar la oportunidad de aportar algo único al mercado y de generar riqueza para sí mismas y para sus comunidades.

En este sentido, Arellano Ávila señaló que el emprendimiento femenino es una inyección directa al crecimiento económico, pues de acuerdo con un informe de Goldman Sachs, podría generar un impacto de más de 12 billones de dólares a nivel mundial, demostrando con ello que es una herramienta poderosa para el empoderamiento de la mujer.

De manera que, tal como se asegura en el informe Women's Entrepreneurship 2020 de Dell Technologies, el 66 por ciento de las mujeres emprendedoras en todo el mundo se sienten más seguras de sí mismas y más capaces de lograr sus objetivos después de iniciar su propio negocio, ya que el emprendimiento les permite estar más involucradas en la toma de decisiones en sus vidas, lo que a su vez contribuye a un mayor sentido de control y autonomía.

En la actualidad, resaltó Giselle Arellano Ávila, el emprendimiento femenino está en auge y se espera que el ritmo de crecimiento se acelere en los próximos años duplicándose en el 2030, logrando con ello que el impacto económico de los negocios de mujeres se quintuplique para entonces.

Finalmente, destacó que el emprendimiento femenino es una tendencia que tiene el potencial de transformar la economía y está en camino de convertirse en una de las principales fuentes de crecimiento económico y bienestar social a nivel mundial.