Martes 27 Octubre 2020

Contexto fronterizo. Parte II

frontera-3Parte II. Implosiones desde la frontera/Los olvidados    

Bienvenidos. Tras un periodo de ajustes retomamos nuestros Testimonios de la Frontera para concluir este "Contexto fronterizo".

A nuestros oídos llegan tantas voces que el foro exige organizar la información. Sabemos que aunque no hagamos audibles todas, sus ecos resuenan y vibran en cada testimonio que es a la vez réplica del interés por los mexicanos en Estados Unidos.

Pero la finalidad es la mejora del país. Tenemos claro que la migración está emergiendo como un problema que rechina con todos los ámbitos socioculturales.

Hoy, por razones vinculadas al caótico devenir histórico, decidimos sujetar esta segunda parte, "Implosiones de la frontera/Los olvidados!, a la trama enredada, revolcada y discontinua del contexto político mexicano, siempre sordo y distraído, en vista de la elección presidencial en puertas.

Los olvidados
Exactamente frente a las campañas políticas, un sector de la juventud está escapando del país, ahora, en este momento. La basura y la verborrea los empujan hacia un futuro incierto, los atiborra de sueños rotos, lejos de oportunidades académicas y laborales. Pero siguen su ruta hacia Estados Unidos y saben, ellos van con el paso pesado, cansados, pensando: mejor seguirle que quedarme.

Sus pasos ya dejaron surcos, llagas donde convergen la violencia, la pobreza, la injusticia y la corrupción, ellos son nuestra juventud migrante. Esos jóvenes, los olvidados, no se detienen porque son poderosos, buscan y se empeñan. Pero carecen de espacio y apoyo. Quién sabe cuando cambiarán su ruta, cobijados al fin por su propia patria.

frontera-1Implosiones desde la frontera
La juventud había permanecido a las afueras de la problemática nacional, en la periferia. Hace 6 años, el joven promedio apostó a la cancelación del voto, optó por omitir cualquier postura. No fue que no se convenciera, fue que no creía.

Ahora, para las nuevas generaciones, las elecciones nunca fueron tan importantes. Ya lo han demostrado y por algo sería. La tendencia entre ellos ha sido ir de un radical desinterés a la participación activa.

Por medio de la organización, han despejado un terreno donde no tenían cabida, tomando la palabra para retumbar al centro de sus intereses; una juventud que descubrió su desconfianza en los delegadores del poder, convencidos de que el silencio y la pasividad no son la respuesta.

Algunos de sus mensajes serían: no nos sirven sus principios de dientes para afuera, sus pacotillas, detestamos sus mentiras y decimos lo que sentimos de ustedes y sus conductas podridas.

¿Y cómo no? Justamente cuando la flaqueza del sistema político mexicano ha demostrado cimentarse en lodo, rompiendo las estructuras superficiales, la nueva estirpe dentro y fuera de las universidades se manifiesta para reconstruir estructuras con los escombros.

Han descubierto el gran circo y quieren denunciarlo
Los jóvenes ven faramallas entre la payasada de las campañas y sus irrisorias ideas oxidadas. Se percataron de que el candidato puntero no representa la solidez que esa juventud necesita.

fronteraEl voto dejó de ser obsoleto. Una presidencia de la República es algo tan importante que no puede dejarse en manos del individuo más carismático y menos capaz si tal no demuestra ingenio e intelecto, sino el mismo circuito discursivo de palabrería trasnochada e intelecto ramplón.

La juventud ha apreciado la franqueza de las ideas y ha sabido condenar y hacer evidentes las necedades y contradicciones de los candidatos, pero ve cómo se posterga la solución de asuntos emergentes como la migración para dar oportunidad a esa otra clase juvenil que se debate la vida.

La juventud está implosionando, abalanzada contra los poderes centrales. Pero esa detonación quiere efectos secundarios, secuelas poderosas que lleguen al México más profundo, al indígena que carece de oportunidades, a la clase trabajadora interesada en estudiar, que ha dejado atrás los vicios del "nini", de la juventud alcoholizada e ignorante.

Los olvidados, migrantes jóvenes que antes que nada quieren trabajar, ¡vaya que tienen ganas! Si no pónganles un trabajo y una escuela, a ver de qué cuero salen más correas.  

 

Contexto fronterizo. Parte I

 

FOTOS: JONATHAN GONZÁLEZ

 

 

* Jonathan Conetl González es egresado de la Licenciatura en Letras por la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ). Aunque es zacatecano actualmente vive en Mexicali donde realiza una investigación sobre el fenómeno migratorio. Terminó su primer libro de cuentos 'Palabras en primera persona' y el cuadernillo de poemas 'Distancias interiores'.