Sábado 31 Octubre 2020

Candidatos de talacha

casillaDe manera tradicional en nuestro querido México no siempre resultan electos los mejores candidatos que pretenden obtener un cargo de elección popular en los niveles de gobierno federal, estatal y municipal.

En este sentido diversos analistas políticos coinciden en que hay liderazgos agotados en la esfera política del país,  y esta situación se agudiza porque los partidos políticos tienen como práctica habitual el uso de mecanismos perversos para elegir a los peores candidatos.

De esta manera, en la mayoría de los casos salvo honrosas excepciones, llegan al poder aquéllas y aquéllos cuyo principal mérito es ser el cuate de, el esposo de y el hijo de… mismos que son elegidos mediante prácticas como el dedazo y otras formas antidemocráticas.

En ese sentido, sale a relucir que es necesario que las instituciones públicas de México en lo general y de manera específica en los partidos políticos, cuenten con mecanismos efectivos para postular a los mejores hombres y mujeres en los diversos cargos de elección popular. Zacatecas no escapa de esa realidad.

Aquí también vale la pena mencionar que, por lo general, los candidatos tradicionales y regularmente los que con más frecuencia ganan una contienda electoral, coinciden en hacer uso de su principal activo político, compuesto por tres ingredientes fundamentales:

1. Tener un apellido de alguna familia que controla las cúpulas de poder en los partidos políticos.

2. Haber sido favorecido por la naturaleza al contar con un rostro atractivo que le permita posicionarse de manera favorable ante el electorado, mediante diversos mecanismos para vender como una mercancía la imagen personal de los candidatos y candidatas con esa cualidad a su favor, al grado de construir historias de telenovela.

3. Invertir cuantiosas sumas de dinero de origen público y privado, que se dirige a los potenciales electores mediante diversos esquemas de entrega clientelar, desde la despensa, el material para construcción o el incorporar a los ciudadanos en los padrones de beneficiarios de algún programa social.

Tomando en cuenta lo anterior, para que a una boleta electoral lleguen los mejores candidatos, se vuelve necesario que los partidos políticos consoliden sus mecanismos de elección interna tomando en cuenta, además de tener a salvo sus respectivos derechos constitucionales, tomar en cuenta elementos adicionales de su trayectoria profesional.

Formación académica, desempeño profesional en otros ámbitos de la vida pública con resultados sobresalientes, así como la plataforma político electoral con las propuestas a desarrollar en el ámbito que se pretenda contender, son otros criterios que deben considerarse.

Una vez que algún candidato logra postularse después de haber resultado ganador en algún proceso interno de algún partido político, se vuelve indispensable que conquiste la simpatía del electorado mediante el trabajo que realice recorriendo su distrito, su municipio, su estado o su país, dando a conocer propuestas viables económica y socialmente.

De esta manera, los ciudadanos en el proceso electoral del próximo primero de julio de 2012, debemos estar atentos a brindarle nuestra confianza a aquellos candidatos de talacha, que gasten la suela de sus zapatos, que recorran la región o ámbito en el que pretendan ser electos, que presenten propuestas y soluciones viables y que además tengan la apertura y la voluntad política de dar cauce a las propuestas que surjan desde la ciudadanía, así como de los mismas organizaciones de la sociedad civil, y de esta manera construir un proyecto de gobierno o legislativo que sea legitimado socialmente.

Por tal motivo como ciudadano me manifiesto en contra de los candidatos o candidatas que solo le apuesten a ganar por su cara bonita, al prestigio del apellido de la familia a la que pertenecen o al grosor de su cartera.

 

*Economista por la UAZ, correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.


FOTO: ARCHIVO