Jueves 14 Noviembre 2019

Alumnos de la UAZ crean Vocho eléctrico

Presentan el vehículo en el Congreso del Estado

Estudiantes de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) aportan su "granito de arena" contra el cambio climático al hacer la conversión de un automóvil Volkswagen para eliminar las emisiones contaminantes.

Su proyecto consistió en remover el motor de combustión interna, en todos sus componentes y ponerle un motor eléctrico con sus baterías, para que funcione normalmente.

Se trata del ingeniero químico Daniel Palacios, quien actualmente estudia de la maestría en Ciencias de la Ingeniería con Orientación en Energías Renovables; Daniel Ornelas y Eduardo Gutiérrez, alumnos de Ingeniería Eléctrica en la UAZ.

Tras año y medio de planeación y 6 meses de ejecución, presentaron en la explanada del Congreso del Estado su Vocho eléctrico, en el que se invirtió mucho tiempo, dinero, esfuerzo y paciencia, dijo Daniel Palacios.

Explicó que se invirtieron 120 mil pesos en el proyecto, de los cuales 80 por ciento fue con inversión propia, y el resto fue con apoyo de la Legislatura, la Secretaría de la Juventud, la senadora Claudia Anaya Mota y la alcaldía de Pinos, municipio a donde pertenece el estudiante de maestría.

Reconoció que en el país ya se han realizado estas conversiones, principalmente en la Ciudad de México donde se tienen los problemas de las contingencias ambientales y el “hoy no circula”, además de Monterrey y Yucatán, lugares donde se está ofreciendo servicio al público.

La intención es hacer de esto un negocio en Zacatecas, de tal manera que la gente pueda convertir sus vehículos y con ello contribuir al medio ambiente.

vocho electrico 1

Entre las ventajas de este proyecto mencionó la generación de empleos locales, así como reciclar vehículos y con ello ya no extraer minerales de la tierra ni contaminar más para hacer uno nuevo, pues se utiliza una carrocería de un auto que ya se hizo.

Además, en Zacatecas las subidas y las bajadas favorecen el frenado regenerativo, es decir, que cuando se frena se recupera una gran cantidad de energía.

En cuanto al costo, dijo que de los autos nuevo de serie el más barato es de 250 mil pesos, lo que no es muy accesible para muchas personas; en cambio las conversiones son más baratas, pues incluyendo mano de obra pueden costar 150 mil pesos.

Se eligió el Vocho porque al momento de hacer la conversión se necesita el vehículo más liviano para que tenga más autonomía, sin embargo pueden utilizarse otros como Atos, March, Honda, aunque entre más grande se necesita un motor de mayor tamaño y más baterías, lo que aumenta su costo expuso Daniel Palacios.

Sobre su funcionamiento, dijo que se conecta como un cargador, así como se conecta un celular; con baterías de plomo tiene que estar conectado 8 horas y con baterías de litio, 4.

La carga con baterías de plomo tiene una duración de 50 kilómetros, y con baterías de litio son 100 kilómetros, agregó.

El motor tiene una vida de 10 años, libre de mantenimiento, pues dado que no tiene escobillas no hay nada que se desgaste; respecto a las baterías, tienen una vida de 5 años cuando son de plomo ácido y de 10 años cuando son de litio.

En cuanto a la participación de Daniel Ornelas y Eduardo Gutiérrez, alumnos de Ingeniería Eléctrica, consistió en la instalación del motor eléctrico y los switch del mecanismo de ventilación que se usa en caso de que el motor se caliente.

También trabajaron en las conexiones de las baterías y, en general, todo lo que es eléctrico o electrónico.

En esta transición a las energías renovables, se tiene contemplado iniciar el negocio cuando Daniel Palacios regrese de una estancia de investigación en la universidad de Western Ontario, de Canadá, en un corto periodo de tiempo.

vocho electrico

 

carrera cozcyt

bazar issstezac 2019

materno infantil legislatura2