Domingo 5 Julio 2020

Pepe Román obtiene premio Gourmand World Cookbook

Su libro sobre la comida zacatecana será traducido a varios idiomas
José Francisco Román Gutiérrez, docente-investigador de la Unidad Académica de Historia de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), obtuvo el primer lugar en el Gourmand World Cookbook Awards 2009, en la categoría de Comida Latinoamericana, por su libro “Los sabores de la tierra. Raíces y tradiciones de la comida zacatecana”.


Entrevistado a propósito del reconocimiento, Román Gutiérrez explicó que el premio lo otorga la Fundación Gourmand Internacional, grupo iniciado en España y que desde 1995 organiza un concurso internacional en torno a la comida y los vinos, reflejados en los libros de todo el mundo.

En la convocatoria 2009 se inscribieron más de 8 mil libros.

El galardonado señaló que su participación en el concurso fue a través de la Editorial Lumber, encargada de editar e imprimir su obra, quien envió el libro, inscribiéndolo en la categoría de Comida Latinoamericana, y que finalmente resultó ubicado en primer lugar de los textos participantes en español.

Posteriormente, en una segunda etapa, la obra compitió con los ganadores del resto de las categorías por el mejor libro de comida del mundo.

Con esta distinción “Los sabores de la tierra. Raíces y tradiciones de la comida zacatecana” podrá ser difundido mundialmente, traduciéndolo a varios idiomas, principalmente en inglés.

“(Este premio) nos ayudará a todos los zacatecanos a difundir nuestras tradiciones, que en gran medida están rescatadas en la investigación hecha para elaborar el libro, lo cual fue uno de los objetivos de los involucrados en la obra: la UAZ, el gobierno del Estado, las presidencias y cronistas municipales, y cocineras y cocineros, que a través de sus cocinas, sus cazuelas y paisajes propios encierran una gran sabiduría con recetas que han permanecido vigentes a través de varias generaciones”, dijo el galardonado.

En su opinión, este esfuerzo coadyuva en el desarrollo de las comunidades de Zacatecas  y sus habitantes, además de abrir una vertiente ara todo lo que se considera como patrimonio cultural intangible en todos los rincones zacatecanos.

El docente universitario explicó que el libro plasma la mezcla de tradiciones alimenticias entre europeas y prehispánicas, y de las prehispánicas entre los indios Zacatecas (Huachichiles) y los indios sedentarios que llegaron a lo largo de la conquista durante el siglo 16, y cómo fue evolucionando esa comida a partir de su vinculación con las nuevas especies vegetales y animales que trajeron los europeos y, desde luego, con las especias. Todo lo anterior, gracias a ese comercio mundial que favoreció la propia plata zacatecana, fue enriqueciendo nuestro horizonte gastronómico.

“Un buen ejercicio que todos los zacatecanos podemos hacer en nuestros días de descanso es ir y conocer los diferentes municipios de nuestro Estado, en los cuales encontraremos una gran riqueza y diversidad, no sólo arquitectónica, paisajística y cultural en términos de sus tradiciones festivas y de religiosidad, sino también en el horizonte gastronómico”, exhortó.