Lunes 14 Octubre 2019

La mujer y el agua, "dadoras de vida": universitario

Con una triste perspectiva de lo que depara el futuro por la falta de agua, Enrique Reveles Delijorge, docente invitado a los Jueves Universitarios, hizo una analogía sobre las similitudes y necesidades intrínsecas que existen entre la mujer y el agua.

Luego participó el artista plástico José Enrique Carreón López, quien tras de una breve exposición sobre el arte “naif”, ofreció un pequeño taller a los asistentes.

Durante la charla, Enrique Reveles Delijorge, integrante de la Coordinación de Vinculación de la UAZ, se refirió a las similitudes que hay entre la mujer y el agua.

Según el investigador, “ambas son dadoras de vida”, siendo además una fuente inagotable de belleza que está unida a la naturaleza y en la que diversas culturas -como la hindú en su mitología- hablan de diosas y afluentes de agua, en donde la pureza o la maldad de las almas se ve reflejada en el sentimiento de sus dioses por su ira o sus bondades, que invariablemente tendrían que pagar los mortales.

Señaló que las características del agua harán que en un breve tiempo los seres humanos se vean enfrentados entre ellos mismos por su carencia.

Como ejemplos mostró imágenes de Etiopía y la India: la falta de agua en el primero –dijo- hace que su población emigre y viva en condiciones deplorables, mientras que en el otro país, uno sus principales ríos, el Ganges, está severamente contaminado.

Al señalar que la falta de agua en Zacatecas le hace rememorar su niñez, el investigador narró la anécdota familiar en donde él acarreaba agua a su casa en la Alameda Trinidad García de la Cadena.

Lo anterior porque “en Zacatecas siempre ha faltado el agua”, destacando la necesidad de crear una conciencia que haga que se pueda evitar el desperdicio de la misma.

Por su parte, José Enrique Carreón López, del Instituto de Cultura del Municipio de Guadalupe, artista invitado, inició su exposición estimulando a los asistentes a lo que llamó un taller “fast track”, por el poco tiempo con el que se contaba.

Repartió trozos de papel cascarón y pintura de agua, destacando que como pinceles utilizaría aquellos que la naturaleza les dio, es decir, las manos.

La técnica que utilizarían los asistentes -según el pintor- sería la de “naif”, afirmando que lo principal es que los sentimientos de las personas que realizas el trabajo afloren libremente, sin resaltar los relieves del dibujo, hasta llegar al resultado pretendido por cada uno.

lo legal

33aniver issstezac

codigo urbano

Recibe dinero