Sábado 29 Enero 2022

Decapitan a 3 por venganza entre bandas en Chalchihuites

La ejecución de tres personas en Chalchihuites, cuyas cabezas se dejaron afuera de la presidencia municipal de esta localidad, se debió a una venganza entre miembros del crimen organizado.

Autoridades estatales de seguridad pública informaron lo anterior en conferencia de prensa, en la que se detalló que dos de los sujetos decapitados tenían órdenes de aprehensión por triple homicidio y otro era expolicía municipal, vinculado con un delincuente preso en la cárcel distrital de Sombrerete.


Las tres cabezas fueron halladas en las inmediaciones de la alcaldía de Chalchihuites y el resto de sus cuerpos a un kilómetro de la cabecera municipal, en la comunidad de San José Buenavista.

De acuerdo con las primeras indagaciones, uno de los cuerpos pertenece a Francisco Arce Meza, quien fue policía preventivo de Chalchihuites y estaba ligado a Raúl García Flores, persona recluida en la cárcel distrital de Sombrerete; estos dos sujetos se dedicaban al asalto a mano armada.

Raúl García fue aprehendido el día que rafaguearon la comandancia de policía de Chalchihuites hace un par de meses, y entre los objetos que traía estaban armas y radios de comunicación que se había robado de la comandancia atacada.

El otro cadáver identificado pertenece a Lamberto López Sánchez, quien tenía una orden de aprehensión por triple homicidio, mientras que el último cuerpo probablemente pertenezca a Fabián López Sánchez, hermano de Lamberto, quien también tenía una orden de aprehensión por el mismo delito.

Dejan asesinos mantas junto a las cabezas
El procurador de Justicia del Estado, Arturo Nahle García, informó que la decapitación se encuentra vinculada a una “venganza” entre dos bandas de la delincuencia organizada que operan entre los límites de Zacatecas y Durango.

Señaló que los asesinos dejaron dos mantas; uno de los mensajes al parecer decía “miren lo que les va a pasar marranos Zetas” y también se amenazaba a la policía de Chalchihuites, en especial a dos elementos de nombre Javier y Fermín; éste último ya no labora como elemento preventivo.

Asimismo, los mensajes también hacen referencia a dos hechos ocurridos en la zona.

El primero refiere al homicidio de un sujeto; de acuerdo con información de la Procuraduría se trataría de un enfrentamiento sucedido en abril del entre las dos bandas, durante el cual hubo el deceso de una persona.

El segundo menciona que “el ajuste de cuentas” se relaciona con el secuestro y muerte de Florentino Serrano Rivera, Santa Salas Sánchez y el niño Noé Gómez Salas, de tres años, el cual ocurrió el 6 de septiembre del 2010.

Estas personas fueron privadas de su libertad en Villa Unión, perteneciente a Poanas, Durango, y sus cuerpos fueron encontrados en San José de Abajo, en Chalchihuites.

Nahle García explicó que según las investigaciones, el primer mensaje tiene información incorrecta, sin embargo, el segundo mensaje –el del asesinato de las tres personas secuestradas- se puede considerar que tiene información más precisa.

“Sin duda se trata de un ajuste de cuentas de dos grupos delictivos”, subrayó el procurador.

Medidas para detener la escalda de violencia
Arturo Nahle indicó que se están tomando medidas para reforzar la seguridad en la entidad, como la instalación de un punto de revisión en el municipio de Concepción del Oro.

Además, se tienen cinco Bases de Operación Mixta (BOM) en las cuales participan corporaciones estatales, la Policía Federal y el Ejército, las cuales se colocan estratégicamente, como sucederá en esta temporada para brindar seguridad a los connacionales que vienen de Estados Unidos.

Al cuestionar al secretario General de Gobierno, Esaú Hernández Herrera, si el gobierno estatal tiene la capacidad para hacerle frente a la escalada de violencia que se da en el estado, afirmó que se cuenta con ella.

Indicó que dentro de las actividades que se realizan en materia de seguridad se trabaja en labores de inteligencia, a fin de “saber quiénes son y dónde están” quienes se dedican a la delincuencia.

Expresó que otra tarea importante, una vez identificados los grupos criminales, es la contención, para lo cual se está en un proceso de capacitación de un grupo de elementos altamente calificados, quienes se han sometido a duros exámenes para su aprobación.

Para detectar el grado de infiltración de organizaciones criminales en las corporaciones policíacas estatales, indicó, se realizan pruebas de confianza a ocho elementos por día, por lo que es un procedimiento riguroso que “llevará tiempo”.

Esaú Hernández agregó que el otro aspecto es atender la recomposición del tejido social, para lo cual deben participar todas las dependencias del Gobierno estatal.

Anunció que en menos de dos semanas se dará a conocer el Plan Estatal de Seguridad Pública.

A un día de ser designado el vocero oficial del Ejecutivo estatal, Mario Caballero Ramírez dio su primer conferencia con la lectura de un breve comunicado, para luego pasar el uso de la voz a Esaú Hernández.

El secretario general de Gobierno evitó “caer en especulaciones” y no dar detalles de lo sucedido, como nombres y los mensajes que dejaron sobre los cuerpos, por considerar que no se le debía dar difusión a lo que dicen.

Sin embargo el procurador, quien llegó con atraso a la conferencia, ofreció los avances de la investigación e incluso mencionó parte del contenido del mensaje de las mantas, antes de que Esaú Hernández le pidiera en voz baja que no diera a conocer esta información.

 

FOTOS: GUILLERMO MORENO

 

NOTAS RELACIONADAS:

Dejan 3 cabezas frente a alcaldía de Chalchihuites

Atacan la comandancia de policía de Chalchihuites