Martes 21 May 2019

Explican muerte de joven a manos de policías; padres exigen ver video

Directores de Servicios Periciales y Policía de Investigación

Asfixia por sofocación, provocada por una compresión del tórax y el abdomen, fue la causa de muerte de Marcos García, quien murió durante el operativo en el que se buscaba al agresor de Nayeli Delgado, joven asesinada en la facultad de Derecho.

 

Fue en el momento en el que el joven era sometido por elementos de la Policía Investigadora cuando murió a raíz de las maniobras de los mismos, aceptaron el director de la corporación Héctor Manuel Martínez de la Cruz, y director general de Servicios Periciales, Víctor Manuel Guerrero García.

En conferencia de prensa, mostraron un video en el que puede verse cómo un joven ingresa al plantel universitario pasando por debajo de la cinta policial con la que estaba acordonada la zona.

Un elemento intenta detenerlo y el joven reacciona dando una especie de manotazo y continúa hacia adentro de las instalaciones.

Actuaron de manera correcta: jefe policiaco
Héctor Manuel Martínez explicó que se detectó que el hombre cruzó el cerco perimetral y entró a las instalaciones donde se estaba buscando al agresor de la estudiante, que portaba arma de fuego, sin conocer si tenía cómplices.

Elementos de la Policía de Investigación le marcaron varias veces el alto, a lo que hizo caso omiso, y respondió de manera agresiva contra un primer elemento, quien observó que traía un arma blanca y pidió apoyo a sus compañeros.

Se le ordenó que se detuviera y soltara el arma y se procedió a someterlo, pero éste se resistió actuando agresivamente e hirió a uno de los policías sin soltar el arma.

Cuando al fin fue controlado mostró los problemas respiratorios que lo llevaron a la muerte, dijo el jefe policiaco.

Recordó que se encontraban en un evento complicado en el que hubo disparos de arma de fuego, una persona privada de la vida, y había personal policíaco armado buscando a un agresor con indicadores de alta peligrosidad.

“Creo que se actuó conforme a las circunstancias que se presentaron en el momento”, dijo. Lo que hicieron “fue someterlo de pies y manos, a tratar de controlarlo. A mí me parece que actuaron de manera correcta al no utilizar las armas letales que en ese momento portaban

Además de la investigación para determinar si el joven tenía algún nexo con el homicidio de Nayeli Delgado, otra también está abierta para determinar si efectivamente la actuación fue correcta, y será el Ministerio Público quien determinará cual fue su responsabilidad.

conferencia marcos garcia

Director de Servicios Periciales intentó reanimarlo
Víctor Manuel Guerrero, por su parte, relató que se encontraba en la Unidad Académica supervisando las acciones del personal forense tras el homicidio de la joven.

Cuando casi habían terminado, escuchó gritos en un pasillo en los que se decía que había una persona armada, por lo que se resguardó en unas oficinas, a donde entró un policía de Investigación, herido en el dedo medio de la mano izquierda, por lo que como médico, al haber un botiquín le curó la herida.

Al salir de la oficina vio que los policías sometían a un hombre y observó que no estaba respirando. “Inmediatamente me acerco y ordeno que le quiten las esposas, que las tenía”, dijo Guerrero García, quien posteriormente trató de darle reanimación cardiopulmonar.

Al llegar paramédicos de la Red de Emergencias Médicas (Remeza) continuaron intentándolo hasta que vieron que ya había muerto.

Peritos en criminalística realizaron el levantamiento del cadáver y de los indicios, entre ellos un teléfono celular y un arma blanca, una navaja de 20 por 1.5 centímetros, y una mancha de sangre en el lugar de los hechos.

Al realizarle la necropsia en el Servicio Médico Forense, a las 11: 45 de la noche se hallaron escoriaciones y equimosis (moretones) en la frente, labio inferior, ambos lados del cuello, el dorso de la mano izquierda, el codo derecho, la cara interna del brazo derecho, la cara interna de ambas rodillas y en la pierna derecha.

En cuanto a las equimosis del cuello, el jefe de Servicios Periciales dijo que Marcos traía una chamarra de piel sintética Levis, y que este material le provocó estas marcas.

Al realizarle muestras de sangre y orina salieron negativas las pruebas de consumo de alcohol y drogas, y se determinó que la causa de la muerte fue por asfixia por sofocación en su modalidad de compresión torácica y abdominal.

Explicó que la compresión torácico abdominal que le ocasionó la muerte se suscitó al momento de controlarlo, y que todas las lesiones encontradas fueron provocadas por los policías.

“Normalmente, del punto de vista médico, cuando una persona es controlada de esa manera, muchas veces incluso es en el piso y se le tienen que subir, y el hecho de que se le suban pues obviamente ocasiona esa compresión torácico abdominal”, dijo.

¿Estaba o no esposado?
Cuestionado si hubo abuso de la fuerza, el jefe de la Policía de Investigación dijo que hay que analizar el evento completo, pues estaban buscando a personas armadas en una escuela en la que habían asesinado a una mujer y había estudiantes.

“No podíamos suponer tan si quiera que nos pudiera agredir a una persona más, entonces tomemos en cuenta las circunstancias que se dieron antes”, dijo.

A pregunta directa sobre si el joven estaba esposado, respondió que no, sin embargo, anteriormente el director de Servicios Periciales dijo que pidió que le quitaran las esposas para poder reanimarlo.

Reticencia a atender a familiares de la víctima
Familiares del occiso acudieron al auditorio de la Policía de Investigación se realizaba la conferencia de prensa para pedir a las autoridades que se les mostraran el video de las cámaras de seguridad donde se ve a Marco García.

Los funcionarios les indicaron que el video es parte de las investigaciones y que habían llegado tarde, ante lo cual el abogado de los familiares, Álvaro Ávila Fonseca, señaló que estaban en su derecho de conocer el material de primera mano, además de que se estaba haciendo público.

Personal de la Policía de Investigación se negó a dar más respuestas frente a la prensa al abogado y los parientes del occiso, retirándose del auditorio.

Personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado atendió a los padres del joven fallecido y les pidió que los acompañaran a una oficina para ser atendidos, junto con su abogado, sin que dieran declaraciones.

En redes sociales, el padre de Marco García en el funeral exigió justicia, pues el cuerpo presentaba moretones y golpes visibles, ante lo cual señalaba a los policías como los responsables de su muerte.

dia madre issstezac

corazon de plata

Idea marketing digital

Recibe dinero