Martes 17 May 2022

Se fuga del tutelar líder de una peligrosa banda

Luego de someter a un custodio y brincar el cerco perimetral del Centro de Internamiento y Atención Juvenil (CIAJ) de Zacatecas, tres jóvenes delincuentes se dieron a la fuga, entre ellos Fidel de Jesús Preciado, líder de la banda Los Pañales.


A dicha banda se le atribuyen cuatro asesinatos a sangre fría y la violación de una menor de edad.

Según la versión del director del centro de readaptación de menores, Roberto Valadez, los hechos ocurrieron aproximadamente a las 5:30 de la tarde del 28 de junio, cuando los tres prófugos sometieron a un custodio.

Luego de golpear al guardia, brincaron la cerca perimetral del tutelar, ubicado en Villanueva, Zacatecas, para internarse en el cerro.

Los otros dos detenidos son Iván Guzmán Almaraz y Fernando Collazo Cruz.

Mediante un boletín, el gobierno estatal informó que corporaciones policíacas realizan un intenso operativo en el Estado para dar con el paradero de los tres jóvenes.

El historial de la sangrienta banda
La banda Los Pañales es responsable del homicidio de un joven, un taxista y dos personas más, así como de la violación de una chica de 16 años.

Sus integrantes hasta el 2009, año en que fueron consignados, eran Adelaida y Claudia Acosta Villagrana, César Hernández Castañón y Octavio Flores Preciado, todos menores de edad.

Asimismo, Adrián Ojeda Acosta, de 21 años, y Fidel de Jesús Preciado Valdez, de 15 años, calificado como el líder de la banda y quien se dio a la fuga.

En julio del 2009, Octavio, Fidel, César y las hermanas Acosta Villagrana asesinaron en Fresnillo al joven Jesús Villalobos Botello, de 17 años, lo arrojaron a un tiro de mina y violaron a su novia, de 16 años.

El taxista Florentino Flores Martínez, de 55 años, fue localizado en una presa de la comunidad La Luz, y su vehículo se encontró calcinado en la colonia Sotoles, también de Fresnillo.

Luego dieron muerte a dos hombres que salían de la zona de tolerancia. Uno de los cuerpos fue localizado en una presa de Jerez.

En Tlaltenango, la banda delictiva atracó a un taxista a puñaladas y lo arrojaron a un bordo, de donde milagrosamente salió con vida.