Miércoles 1 Diciembre 2021

Familia sufre volcadura; sólo sobrevive un niño

Cinco personas murieron y dos resultaron heridas en tres accidentes carreteros durante el fin de semana; entre las víctimas hay tres miembros de una familia, de la que sólo sobrevivió un niño de 5 años.

En Concepción del Oro, tres personas fallecieron cuando se volcó el vehículo en que viajaban sobre la carretera federal número 54, a la altura del kilómetro 159+700, tramo Mahoma-San Tiburcio.


En un barranco de 20 metros de profundidad se encontraba un tractocamión Freight linner, blanco con azul, con razón social Trasnoel S.A. de C.V., con las llantas hacia arriba.

Dentro de la unidad estaban los cuerpos sin vida de Jorge Cázares Almazán, de 28 años; María Magdalena Zapata Morales, de 25; y Devani Alejandra Cázares Zapata, de 3, quienes fallecieron por politraumatismo.

Así mismo se encontraba Ángel Gabriel Cázares Zapata, de 5 años, quien viajaba en el mismo tractocamión y resultó ileso.

Los hechos ocurrieron cuando el automotor circulaba de norte a sur, perdió el control en una curva y salió del camino para después volcarse.

Otra de las víctimas falleció en la carretera que conduce de Jerez a Huejúcar, Jalisco, según informó personal del hospital San José, de la ciudad de Zacatecas.

La persona muerta respondía al nombre de Víctor Hugo Ulloa Valenzuela, de 67 años, siendo las causas de la muerte traumatismo craneoencefálico.

Iba acompañado por Hugo Daniel Ulloa Montoya, de 12 años, quien presentó heridas graves en la cara y en los brazos.

El vehículo era blazer, 1998, color plata, y el accidente ocurrió debido a exceso de velocidad y falta de precaución.

La otra víctima mortal fue encontrada en la carretera estatal que conduce de Villa de Cos a Cañitas de Felipe Pescador, a la altura de la comunidad Borregas.

El occiso respondía al nombre de Benjamín Pargas Alonso, de 21 años, quien falleció por traumatismo craneoencefálico.

Iba acompañado por José Carlos Lucio Alonso, quien presentó dos heridas en el cráneo y excoriaciones en diferentes partes del cuerpo.

Los hechos ocurrieron debido a que un camión Transportes de Guadalupe estaba parado en la carretera, al parecer por descompostura, por lo que otra unidad se estampó contra éste debido a exceso de velocidad.