Martes 26 Octubre 2021

Policías controlan el Cereso; hay 3 heridos

La rebelión de 50 reos del módulo El Dorado en el Cereso de Cieneguillas, Zacatecas, fue controlada por las autoridades estatales, que desplegaron a 400 elementos con equipo antimotín para lograr el control del penal y revisar las celdas.

Para quitar la tensión entre grupos de internos fue necesario trasladar a alrededor de 20 personas a cárceles distritales, bajo custodia de policías estatales.


Durante la trifulca, que comenzó durante la madrugada del martes, tres reos resultaron con fracturas y al menos otros 10 con lesiones menores -como moretones- al amotinarse en el módulo conocido como Cañón Dorado, donde aproximadamente hay 120 personas encarceladas.

Unos 50 familiares que aguardaban afuera del Cereso perdieron la calma al escuchar gritos, disparos y ver humo, por lo que intentaron impedir la entrada de policías municipales de Fresnillo y jalonearon al subdirector de Investigaciones de la Procuraduría de Justicia, Jesús Gaytán, para exigirle información.

Lo que se escuchaba desde afuera del penal se debía a que los reos se subieron a la azotea para desde ahí arrojar piedras a los policías, además que en el pasillo prendieron fuego a colchones y cobijas para impedir el paso a los uniformados.

Las detonaciones eran para arrojar granadas de gas lacrimógeno para disuadir a los internos sublevados, de los cuales tres cayeron desde la azotea y resultaron con fracturas que requirieron servicios médicos.

Efraín Luna de la Torre “El Jerez” resbaló en unas láminas y cayó sobre unos lavaderos, donde permaneció por varias horas -incluso se creyó que estaba muerto-, hasta que los reos permitieron el acceso de personal médico para que fuera atendido.

Para su atención fue necesario sacarlo en una ambulancia de la Red de Emergencias Médicas de Zacatecas.

José Luis Hernández Pérez tuvo lesiones en el pie derecho y Sergio Tenorio Ramírez una herida cortante, en casos sanarán en menos de 15 días.

Miguel Rivera Villa, secretario de Seguridad Pública, informó que un grupo menor de reos se resistía al operativo de revisión en los módulos del Cereso, pero “se atendió la situación con prontitud y eficiencia gracias a que prevaleció el diálogo, por lo que el centro penitenciario se encuentra en total calma”.

Afirmó que debido a la resistencia en el Cañón Dorado, las autoridades determinaron reorganizarse con la Policía Estatal Preventiva, Policía Ministerial del Estado, Tránsito del Estado, y policías municipales de Zacatecas, Guadalupe, Fresnillo, Jerez y Calera.

Miguel Rivera Villa indicó que las revisiones se hacen de manera sorpresiva, por lo que en ocasiones causa malestar a los internos.

Aseguró que aunque hubo oposición en este módulo y debieron intervenir las fuerzas de seguridad, no se cometieron violaciones y hubo personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para garantizar respeto.

Explicó que algunos de los reos se subieron a las azoteas e intentaron lesionar a los elementos policíacos al arrojarles piedras, palos y otros objetos, pero al final se logró el control del Cereso sin heridos de gravedad y sin muertos, como se había especulado.

Aunque no se reportaron policías heridos, algunos de los elementos que salían del interior se veían con rasguños o que cojeaban un poco, luego de la trifulca; de manera extraoficial se habla de los policías que debieron ser atendidos por personal médico.

El operativo fue encabezado por Carlos Pinto Núñez, secretario general de Gobierno, el secretario Miguel Rivera Villa y Ambrosio Romero Robles, procurador general de Justicia, quienes indicaron que el conflicto se resolvió mediante el diálogo.

Aseguraron que, tras varias horas de negociación, acordaron con los internos que se replegaran en su módulo y que bajaran los que estaban en las azoteas, con lo que regresó la calma al Cereso.

El procurador informó que como resultado de la revisión se encontraron piedras, palos, celulares y, principalmente, “puntas” –artefactos de metal con punta afilada para causar heridas cortantes-, por lo que se harán las investigaciones correspondientes.

Una versión extraoficial indica que el conflicto surgió a raíz de que tres internos, vinculados con la organización criminal Los Zetas, iban a ser reacomodados para estar en el módulo Dorado, lo que provocó la molestia de los internos de esta parte del Cereso.

De acuerdo a la información proporcionada por varios familiares que tuvieron comunicación con los internos, vía teléfono celular, el jefe del Cañón Dorado organizó la revuelta para que “respetaran su territorio”.

Elementos del Ejército Mexicano custodiaron el exterior del penal durante algunas horas.

Finalmente, el secretario de Seguridad Pública aseguró que el operativo se llevó a cabo de manera eficiente, eficaz y que, ante todo, para que prevalezca el sentido de la autoridad, especialmente en un centro penitenciario.
 

 

         

 

 

FOTOS: LEONARDO MORENO

 

NOTAS RELACIONADAS:

Revisan celdas del Cereso en busca de armas

En el Cereso, ni motín ni enfrentamiento: gobierno

Se rumora que hay un muerto y 10 heridos por motín en Zacatecas

Motín en el Cereso; se habla de ocho heridos