Martes 26 Octubre 2021

Recontrarán a 21 excustodios del Cereso; sólo cuatro demandaron

Serán recontratados 21 de los 31 excustodios que fueron liberados del penal de Nayarit, al no encontrarse pruebas de su responsabilidad en la fuga de 52 reos del Cereso de Cieneguilas, de los cuales se han recapturado siete y cinco han muerto en enfrentamientos con fuerzas armadas.

Lo anterior lo informó el secretario de Seguridad Pública del Estado de Zacatecas, Miguel Rivera Villa, en conferencia de prensa realizada en el Cereso, donde se realiza una ampliación de 240 celdas.


De los 31 excustodios libres, y quienes pedían una indemnización al gobierno del Estado, sólo cuatro decidieron interponer recursos legales, 21 de ellos se volverán a contratar –aunque no sea precisamente en el Cereso o un área de seguridad- y con el resto se llegó a un acuerdo para un finiquito.

El funcionario señaló que la voluntad de las autoridades es apoyar a los custodios, por lo que se atendió la queja de 30 trabajadores del Cereso que protestaron en la Secretaría General para pedir compensaciones y mayor seguridad.

Respecto al jefe de custodios que fue “levantado” la semana pasada por un grupo armado de su domicilio, Rivera Villa dijo que las investigaciones avanzan y en su momento se darán a conocer.

El funcionario indicó que el penal de Cineguillas es de mediana seguridad, pero con las ampliaciones que se realizan se pretende reclasificar a los reos, ya que un problema es que reos sentenciados y en proceso, así como del orden federal y común, conviven en un mismo espacio.

Aseguró que con los reos del orden federal, como narcotraficantes, se hacen las gestiones para que sean trasladados de Zacatecas a penales de mayor seguridad o federales.

El secretario de Seguridad Pública detalló que el año pasado se invirtieron 11 millones de pesos para la remodelación del Cereso y en éste se invertirán 6 millones más, con lo que se refuerzan los mecanismos de seguridad como, por ejemplo, con cámaras de vigilancia.

Consideró que un penal es un lugar de lucha entre quien ha violado la ley y las autoridades, por lo que se vuelven áreas muy sensibles, que se pueden atender bien con mejores controles de seguridad y promoviendo actividades deportivas y culturales, como las que actualmente se hacen en el Cereso de Cieneguillas.