Martes 26 Octubre 2021

Amenaza de bomba en Soriana de Zacatecas

Fuerte movilización de militares.El centro comercial Soriana de Zacatecas fue cerrado por una amenaza de bomba, que movilizó a alrededor de 100 elementos de distintas corporaciones, quienes realizaron un operativo por casi dos horas.

A las 2 de la tarde se recibió una llamada en el sistema 066 en el que alertaban de la presencia de artefactos explosivos en la zona de los centros comerciales de Soriana y Wal-Mart.

 

Los primeros en llegar fueron militares en tres vehículos, a los pocos minutos arribaron elementos de Tránsito para impedir que más automovilistas entraran al estacionamiento de Soriana, luego acudió personal de la Policía Preventiva de Zacatecas, de Protección Civil del municipio y del Estado, y, finalmente, policías ministeriales.

Intervinieron varias corporaciones.


Los sujetos que hicieron la amenaza de bomba, desde un teléfono público en la colonia Tres Cruces, dieron varios puntos donde podrían estar, que iban del estacionamiento de Wal-Mart hasta varios departamentos -bebés, caballeros- en Soriana.

Al inicio del operativo los compradores no se percataron de que había una amenaza de bomba en el lugar y ni siquiera los propios trabajadores sabían de lo que se trataba, pues sólo les decían que era “un operativo” del que luego les informarían.

Por el sonido a los clientes que ya estaban adentro no se les aviso de nada, por lo que algunos continuaban con su compras de manera normal.

Las cajas, sin clientes debido a la amenaza.

Al inicio se sacaron a aproximadamente 50 trabajadores, luego se les permitió que entraran y sus superiores les indicaron que siguieran trabajando de manera normal, a pesar de que por los pasillos había elementos de fuerzas de seguridad pública y perros buscando explosivos.

Cada uno de los departamentos del supermercado fue revisado, así como de otros comercios que se hallan en el inmueble, como la tienda Coppel, que fue cerrada.

El subdirector de Protección Civil estatal, Antonio Caldera Alaníz, informó que a pesar que “fue una broma de mal gusto” se tuvo que realizar la fuerte movilización, para descartar cualquier riesgo.

En cuanto a no informar a los compradores y empleados sobre lo que sucedía, dijo que se hizo para “no crear psicosis”, y de esta manera

El operativo duró casi dos horas.

evitar que hubiera empujones o salidas estrepitosas.

Antonio Hernández Villamil, coordinador de la Unidad de Protección Civil municipal, indicó que se hizo una revisión exhaustiva, que incluyó los baños y cajeros, para descartar cualquier riesgo.

Al preguntarle sobre la desinformación al personal, el funcionario de la presidencia capitalina reconoció que hace falta capacitación, por lo que la amenaza es un llamado de atención.

Hernández Villamil expresó que los centros comerciales deben tener un programa de evacuación, ya que los hechos de inseguridad en el país deben mantener en alerta a las autoridades y los responsables de las áreas concurridas.

Por su parte, al gerente de la sucursal de Soriana se le vio molesto, toda vez que el operativo de revisión comenzó casi una hora después de recibida la llamada y era muy vistoso a una hora y en un día de mucha afluencia de compradores.

 

FOTOS: LEONARDO MORENO