Sábado 13 Agosto 2022

Resguarda la Marina Armada el Cañón de Tlaltenango

La Policía Estatal de Jalisco vigila municipios de Zacatecas
Debido al enfrentamiento que se registró este domingo en el municipio de Monte Escobedo entre un grupo armado y la Marina Armada de México, elementos de esta corporación establecieron un operativo de vigilancia en la región del Cañón de Tlaltenango.

Además, ante la supuesta nula presencia de la Policía Estatal Preventiva (PEP) del Gobierno de Zacatecas en municipios colindantes con territorio jaliciense, la Policía Estatal de Jalisco determinó la incursión de patrullaje y vigilancia en comunidades de Zacatecas.


Al parecer, la balacera que se suscitó en Monte Escobedo, y en la que presuntamente murieron 14 delincuentes y hubo dos detenidos, fue el resultado de un operativo de la Marina, donde fue desmantelado en la comunidad de San Antonio un taller mecánico, propiedad de Jesús Barragán.

De acuerdo con versiones extraoficiales, en el enfrentamiento fueron detonadas granadas de fragmentación, lo que originó que se incendiaran varios vehículos que se encontraban en el lugar.

La intervención de las fuerzas federales se registró desde las 5 de la tarde del domingo hasta el lunes 11, cuyo operativo se extendió hasta las comunidades de La Masita y el Durazno, donde hubo un segundo enfrentamiento, sin embargo de este no hay más detalles.

De acuerdo con versiones de los habitantes, el domingo entre las 7 y 9 de la noche en la carretera que conduce a Jerez -cerca de los municipios de Monte Escobedo, Huejucar y Tepetongo- fue reportado un narco-bloqueo, aunque se desconoce si se despojaron a los automovilistas de sus unidades.

Los Marinos obstruyeron el acceso de la carretera a Monte Escobedo, a la altura de la comunidad de La Laguna y San Antonio, el cual fue permanente desde el domingo a las 7 de la noche hasta este lunes.

Un tiroteo más entre los límites de Zacatecas y Jalisco
La tarde del lunes se suscitó un tiroteo entre la Policía Estatal de Jalisco y un comando armado que presuntamente pertenece al Cártel del Golfo, sobre la carretera de Trinidad García de la Cadena, Zacatecas y en San Cristóbal de la Barranca, Jalisco.

Este hecho violento ocurrió a las 5:30 de la tarde, cerca del Rancho “Los Laureles”, a la altura del kilómetro número cinco de la carretera federal.

De acuerdo con la versión de las autoridades jaliscienses, un grupo de policías estatales realizaban un recorrido de vigilancia en Trinidad García de la Cadena, debido a que las autoridades de Zacatecas no tienen los elementos suficientes para hacer patrullajes en la zona.

A la altura del Rancho “Los Laureles”, los policías de Jalisco fueron rodeados por un comando de más de 40 sicarios que agredieron la presencia policiaca, mientras que la corporación repelió los disparos.

La balacera duró aproximadamente dos horas y en el lugar fueron abandonados tres vehículos de los delincuentes.

De acuerdo con el reporte de la policía jalisciense, uno de sus elementos recibió un balazo en la mano; pero está fuera de peligro.
En tanto, la patrulla blindada con el número económico PR-296 tenía al menos 30 disparos de arma de fuego.

Derivado del enfrentamiento fue detenido uno de los presuntos delincuentes de nombre Sergio Campechano Domínguez, de 19 años de edad y quien es originario de Veracruz.

Al detenido también se le aseguraron 3 mil 100 balas del calibre 7.62x39, utilizadas para el fusil AK-47, 114 cargadores, cinco fusiles AK-47, un AR-15, tres chalecos antibalas, un chaleco táctico y cuatro fornituras.

Campechano Domínguez confesó que sus jefes le pagaban 6 mil pesos a la quincena por ser sicario y que pertenecía al Cártel del Golfo.

Afirmó que su misión era enfrentarse con sus rivales, Los Zetas, para quedarse con la plaza y poder traficar libremente la droga al norte del país.

El aprehendido y las armas aseguradas fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República para su investigación.
 

FOTO: ARCHIVO