Domingo 22 May 2022

Alertan sobre nueva modalidad de secuestro a menores que usan celular

Autoridades estatales están en alerta ante la aparición de una nueva modalidad del secuestro “exprés”, mediante el uso del teléfono celular.Liberan a joven plagiada
Una menor, de 13 años de edad, fue liberada por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), tras ocho y media horas de plagio en un céntrico hotel de la capital zacatecana.

Autoridades estatales están en alerta ante la aparición de una nueva modalidad del secuestro “exprés”, mediante el uso del teléfono celular para dar instrucciones a sus víctimas.


En conferencia de medios, el vocero del Gobierno del Estado, Mario Caballero Ramírez, acompañado por el secretario de Seguridad Pública, Jesús Pinto Ortiz, y el director de la PEP, Víctor Manuel Bosque Rodríguez, informaron sobre el caso.

El rapto
La menor relató que recibió una llamada telefónica a las 7:30 de la noche mientras estaba en su domicilio y los delincuentes le pidieron hablar con sus padres, pero ella mencionó que se encontraba sola con sus hermanitos.

Al conocer la situación, los plagiarios la obligaron a salir de su hogar con la consigna de que sus hermanos no serían lastimados si hacía caso a sus instrucciones. En todo momento iban vigilando sus pasos a bordo de dos vehículos que la seguían.

Luego, a través del celular de la jovencita, le ordenaron dirigirse a un hotel de la ciudad ubicado cerca de su hogar a donde ingresó, aunque las autoridades no explicaron si pasó desapercibida o no fue vista por los empleados del hotel.

Sin embargo, el vocero oficial aseguró que el Ministerio Público realiza las indagatorias correspondientes y están bajo investigación el propietario y trabajadores del hotel.

Una vez en este lugar, le indicaron que no saliera porque la estaban vigilando y todo el tiempo mantuvieron comunicación telefónica para decirle lo que tenía que hacer.

La joven mencionó que fue después de las 10 de la noche del jueves cuando le hablaron por teléfono y enlazaron una llamada con su padre; fue el único momento en que tuvo contacto con él, pero le advirtieron bajo amenazas que no dijera donde estaba.

Una vez que se cortó la comunicación, le dijeron que volviera a apagar su teléfono. La menor secuestrada señaló que en ningún momento vio a sus plagiarios, pues el contacto solo fue telefónico, medio a través del cual se tuvieron amenazas de que de su obediencia dependía la vida de sus padres y hermanos.

Las negociaciones
Mario Caballero explicó que los padres negociaron con los plagiarios, quienes pedían 200 mil pesos a cambio de la libertad de la menor y aseguraron que “ellos eran profesionales y que no le harían daño a su hija”.

En una segunda negociación, los padres aseguraron que tenían 5 mil pesos y que no podrían recabar más dinero, pero los secuestradores les dieron una cuenta bancaria para que les depositaran esa suma y ordenaron que siguieran reuniendo los recursos.

De esa manera, las llamadas continuaron  a lo largo de la noche y al llegar la madrugada les indicó que no había logrado reunir más dinero. Entonces le dijeron  que a las 7 de la mañana de este día viernes 25 de febrero le volverían a llamar y que empeñara su auto.

Le advirtieron que apagara su teléfono celular y que no lo encendiera hasta la hora que le habían indicado. Los padres dieron parte a la Secretaría de Seguridad Pública.

El rescate
En la madrugada de este viernes  (las 2 de la mañana), después de un intenso movimiento de inteligencia y búsqueda, se pudo averiguar que una menor secuestrada se encontraba en un hotel de la capital, por lo que se diseñó un operativo por parte de la PEP,  dirigido por el propio Jesús Pinto Ortiz.

Acompañado por  Víctor Manuel Bosque  y efectivos de la Policía Estatal, llegaron al hotel alrededor de las 3 de la mañana donde se encontró a la menor dormida, completamente sola en una habitación, por lo que el rescate se logró sin que se haya registrado ningún disparo y ninguna detención.


Gobierno del Estado previene a la ciudadanía
A través del vocero oficial, el Gobierno del Estado solicitó que se tomen medidas de seguridad al interior de la familia para que sus miembros no contesten llamadas de teléfonos desconocidos ni abran la puerta a extraños.

Además, no deben proporcionar información de los integrantes de la familia y los padres deben extremar la vigilancia hacia los menores de edad que utilicen teléfono celular, así como cualquier otra tecnología de este tipo, para evitar esta clase incidentes.

Mario Caballero reiteró a los ciudadanos que tengan confianza en las corporaciones policiacas y reporten cualquier incidente, porque solo de esta manera la reacción será más rápida y efectiva.

Añadió que la SSP sigue una línea de investigación que permita dar con el paradero de los responsables de este hecho y poder ubicar si pertenecen a alguna banda del crimen organizado o es una delincuencia común que empieza a operar de una manera diferente.

 

FOTO: OSVALDO MARTÍNEZ