Miércoles 28 Febrero 2024

AMLO niega expropiación a Grupo México; considera indemnización

Ante la toma de vías del Ferrosur del empresario Germán Larrea, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó que se buscó negociar para que devolviera la concesión de un tramo ferroviario, pero pedían 9 mil 500 millones de pesos y “así ya no se puede, ni siquiera a un precio justo, es un abuso”.

Señaló que se espera llegar a un arreglo y después del proceso legal que la empresa ferroviaria realice se haga un avalúo y “se pague una indemnización si es que les corresponde”, pues consideró que muchas concesiones se entregaron en el pasado por debajo de su costo debido al influyentismo y la corrupción.

Este viernes se publicó un decreto por el Gobierno Federal en el que se declara de utilidad pública la conservación y prestación del servicio público de transporte ferroviario en tramos que opera Ferrosur.

López Obrador explicó que una expropiación se hace con la propiedad privada, pero en este caso se está recuperando una concesión que es de la nación para un proyecto que es de suma importancia para el desarrollo del país, el cual se está protegiendo para que no se privatice en el futuro.

“No es un asunto personal, no es un pleito con Germán Larrea”, aseguró el presidente, quien indicó que se reunió con el empresario para buscar un acuerdo, pero lo asesoraron abogados acostumbrados a coludirse con el gobierno.

“Ojalá comprendan otros empresarios y quienes no están de acuerdo con nosotros que un gobernante tiene que representar a todos, y tiene que cuidar el interés público”, dijo.

Sobre la presencia de elementos de la Secretaría de Marina en las instalaciones de Ferrosur, señaló que “es para cuidar que no haya sabotajes” y subrayó que las operaciones continúan de forma regular.

Reconoció que su gobierno sí ha realizado expropiaciones, ya que es una herramienta legal que tiene el Gobierno y se ha usado en el Tren Maya en 100 terrenos de particulares, donde se ha comprado a los propietarios de manera concertada y con base en un avalúo.

“Como ahora fue el señor Larrea pegaron el grito en el cielo”, expresó el mandatario, quien descartó que se recuperen concesiones en rubros como el petrolero o la minería, aunque advirtió que se dieron con irregularidades.

Aseguró que esta situación no afecta la posible compra de Banamex por parte de Grupo México a Citigroup, para lo cual solo se piden 4 condiciones:

  • Que el capital con el que se compre la empresa sea mayoritariamente mexicano.
  • Que esté al corriente en el pago de impuestos.
  • Que el patrimonio cultural del banco se quede en México.
  • Que se paguen impuestos, pues recordó que cuando se vendió Banamex no se pagaron 3 mil millones de pesos en la operación.