Jueves 28 Octubre 2021

Compara AMLO caso de Salgado Macedonio con lucha de Ricardo Monreal

El pueblo es el que debe decidir, afirma el presidente

Andrés Manuel López Obrador reveló en su conferencia mañanera cómo el senador zacatecano logró ganar la gubernatura de Zacatecas cuando, en 1998, desde la presidencia de la República se pretendía eliminarlo de la contienda.

En el caso de Félix Salgado Macedonio, aspirante a la gubernatura de Guerrero a quien se busca retirar la candidatura por no presentar en tiempo y forma sus gastos de campaña, el presidente cuestionó el que se le quite el derecho a participar en vez de simplemente sancionarlo.

Recordó las luchas que se han dado para elegir libremente, como cuando él mismo fue desaforado por instrucciones desde Los Pinos para que no llegara a la presidencia, y en Zacatecas, cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) decidió no impulsar la candidatura de Ricardo Monreal, hermano del actual aspirante al mismo cargo, David Monreal.

Entonces el presidente era el priísta Ernesto Zedillo Ponce de León, y de acuerdo con López Obrador, él no quería que Ricardo Monreal fuera candidato a pesar de tener el apoyo de los zacatecanos, por lo que éste buscó el espacio en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que entonces era dirigido por el actual mandatario nacional.

Al decidir impulsar su candidatura, desde Los Pinos le enviaron un expediente en el que se buscaba demostrar que tenía malos antecedentes y que tenía vínculos con el narcotráfico.

“No había nada, nada, nada. Creo que tiene 14 hermanos y uno de ellos tenía una acusación de que se había robado un caballo, eso era todo, uno de los hermanos”, dijo, por lo que el PRD decidió lanzarlo, pues además iba bien en las encuestas.

Relató que el día de la elección estuvo en Zacatecas, donde al hacer un recorrido por las casillas era casi seguro que ganaría, sin embargo un ciudadano le entregó grabaciones de unas conversaciones de la Secretaría de Gobernación con el gobernador de Zacatecas, que entonces era el priísta Arturo Romo Gutiérrez.

“Entre las conversaciones había una del subsecretario Emilio Gamboa con el gobernador en donde están dando la instrucción de cambiar el resultado, grabado: ‘Es el momento de actuar’ (...) Entonces, estaba ahí Ricardo, se puso preocupado porque ya venía el operativo”, rememoró.

En las televisoras ya se anunciaba un supuesto empate técnico, por lo que López Obrador llamó a Liébano Sáenz Ortiz, quien era secretario particular de Ernesto Zedillo.

“Le digo: Dile al presidente que tenemos estas grabaciones, que si no respetan el voto y hacen el fraude, primero, no me voy a ir de Zacatecas, aquí me voy a quedar y lo segundo es que voy a bajar ahora y le voy a dar a conocer las grabaciones”, narró.

Luego de consultar con Ernesto Zedillo, su secretario le respondió: “Que tengas confianza”, y contestaba lo mismo ante cada intervención del entonces dirigente perredista, pues temía que también se le estuviera grabando.

Como respuesta López Obrador insistió en que se respetara el voto, por lo que finalmente las televisoras anunciaron el triunfo irreversible de Ricardo Monreal.

“Esto que les estoy contando es lo que sucedía y sigue pasando. Entonces, no al fraude electoral”, dijo, por lo que llamó a cuidar que se respeten los votos y los procedimientos, “y que no haya violencia, ni física ni verbal, que haya respeto, eso es todo, pero que no se quiera descalificar a la mala a nadie”.