Lunes 10 Agosto 2020

Afirma Sader que no faltarán alimentos durante contingencia

No se detendrá la aplicación de los programas sociales. (Cortesía)

Aseguró la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) que el país no pasará por ninguna etapa de desabasto de alimentos, debido a que la operación de programas prioritarios y apoyos al sector agroalimentario continuarán, a pesar de la declaratoria de emergencia sanitaria en el país, debido a la incrementación de casos positivos por Coronavirus (Covid-19).

La Sader realizará a través de todas sus coordinaciones y subsecretarías la implantación de un conjunto de medidas, para evitar el desabasto de alimentos y garantizar la estabilidad para los productores.

Una de las principales acciones es no detener la aplicación de los programas sociales: Producción para el Bienestar, Bienpesca, Entrega de Fertilizantes, Precios de Garantía y Abasto, además de mantener especial atención en cultivos básicos.

Con las medidas anteriores se podrá estabilizar la producción de alimentos y apoyos al sector agroalimentario, para no paralizar al sector ni a los productores.

El Crédito Ganadero a la Palabra permanecerá en pausa durante la contingencia, para evitar la propagación del Covid-19 y evitar aglomeraciones en ventanillas y entregas.

Los programas que se encuentran detenidos actualmente continúan su proceso de validación en cuanto a reglas de operación, para su posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y su inmediata operación.

A pesar de que algunos programas de apoyo ganadero y agroalimentario se han detenido, la Secretaría de Agricultura y desarrollo Rural ha mantenido el optimismo sobre la producción adecuada en alimentos.

Otra de las medidas de reforzamiento, ante la contingencia, será garantizar la operación de la canasta básica a través de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), la cual cuenta con reservas importantes de granos básicos.

Por último, se está haciendo énfasis en el consumo y compras responsables; se recomienda a la población acudir a los centros de abasto más cercanos a sus domicilios y hacerlo de manera personal, tomando las debidas precauciones y respetar la estrategia nacional ‘Susana distancia’.