Sábado 4 Julio 2020

Persiste la fuga de podredumbre en el canal La Compañía; fracasa reparación

El gobierno del estado de México informó que alrededor de las ocho de la noche de este lunes la Comisión Nacional del Agua (Conagua) selló el canal de aguas negras La Compañía, pero poco más de una hora después volvió a fracturarse y para el cierre de esta edición la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) había reanudado el operativo de emergencia.

En un primer momento, Óscar Hernández López, vocal ejecutivo de la Comisión de Agua del Estado de México (CAEM), anunció que luego del taponamiento continuarían los trabajos para reparar filtraciones y en el transcurso de la noche se inyectaría cemento para reforzar la costalera.
Sin embargo, la ASE informó que a las 21:40 horas volvió a colapsar el dique de costales de arena que trabajadores de la Conagua habían instalado. Según el reporte más reciente, el boquete mide cinco metros de largo, por lo que este martes se cumplirán cuatro días sin que autoridades federales y estatales sean capaces de contener la corriente de aguas negras que inunda cuatro colonias.

Antes de la fallida reparación, el director de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, dijo en Valle de Chalco que la imposibilidad de cerrar todos los cárcamos complicaba los trabajos, pero confió en que el derrame quedaría controlado en unas horas para luego desaguar las "2 mil viviendas" inundadas en las colonias Avándaro, San Isidro, El Triunfo y El Porvenir, así como reabrir la autopista México-Puebla y reanudar el suministro de agua potable.

El funcionario añadió que 600 elementos del Ejército Mexicano y de la policía estatal ya habían colocado 280 mil costales de arena, pero el daño era "muy grave"; mientras, el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, dijo en una entrevista con una televisora que la fuga no había sido controlada por la presión de otros ríos de Ixtapaluca, Chalco y Amecameca.

La Compañía es un río artificial que transporta cada segundo casi 10 mil litros de aguas negras provenientes de 15 municipios mexiquenses. Aunque su caudal se redujo en 73 por ciento al suspenderse el suministro de agua potable y cerrarse los cárcamos, la rotura de una sección del bordo izquierdo hace que continúen vertiéndose grandes volúmenes de miasmas en una extensa zona.

Los municipios más afectados son Chalco y Valle de Chalco, donde se calcula que hay 20 mil damnificados; sin embargo, víctimas y socorristas aseguran que la magnitud del daño aún es incalculable y que la suspensión del servicio de agua potable para reparar la fisura aminoró un problema pero mantiene a las víctimas en estado de desesperación.

Vecinos de las colonias Covadonga y Unión de Guadalupe, en el vecino municipio de Chalco, bloquearon las avenidas Solidaridad y Oriente 53 por la suspensión del suministro de agua potable acordada por la Conagua y el gobierno estatal.
 

(Con información de La Jornada)