Jueves 30 Junio 2022

Peligrosa carretera a Mazapil, escenario de múltiples accidentes

MAZAPIL.- La vialidad que conecta a la carretera 54 con la cabecera municipal de Mazapil se ha convertido en escenario de frecuentes accidentes, de los cuales no pocos son de camiones de carga pesada a los que les está prohibido transitar.

“Deberían darse vueltas más seguido por aquí, a cada rato pasan accidentes”, dice un habitante de la comunidad de Pabellón, donde está el entronque para la carretera Saltillo-Zacatecas, mientras se toman las fotografías de uno de los más recientes percances viales.


Considerada como una puerta al progreso, esta vialidad es una carretera estatal que fue comenzada por la Junta Estatal de Caminos (JEC), y que con la llegada de la minera Peñasquito –la segunda de oro más grande en el mundo y la más grande de Latinoamérica- pudo concluirse.

La empresa Goldcorp perforó la dura roca y abrió camino por empinadas laderas, quitando tajos de cerro para poder conectar a las comunidades de Pabellón y Santa Olaya, para que de ahí los vehículos siguieran su camino a la cabecera municipal de Mazapil y luego a la mina.

Desde que se concluyó fue evidente la peligrosidad de la carretera, en especial en algunos puntos como el entronque de Salaverna, donde varios conductores no han alcanzado a frenarse, sobre todo los de tractocamiones.

Debido a los percances, la Dirección de Seguridad Pública y Vialidad del Estado puso un letrero, al que no se respeta, prohibiendo que por esta vía circulen camiones de carga pesada de doble remolque, los cuales invaden el carril contrario y apenas pueden dar vuelta por las cerradas curvas.

El más reciente de los percances ocurrió hace algunos días, cuando a un camión con placas 629-WF-6 de circulación, que transportaba grava y circulaba en el tramo de Pabellón, le fallaron los frenos.

El chofer al darse cuenta de que no podría detener la pesada unidad saltó de la cabina y quedó lesionado junto al camino, mientras que el camión siguió su camino sin tripulantes por 50 metros.

Cuando el tráiler salió del camino se fue a una cancha de basquetbol, donde destruyó una de las bases del tablero, el cual salió volando a 10 metros, luego derrapó y por poco impacta contra una vivienda que estaba a 5 metros.

  

 

FOTOS: OSVALDO MARTÍNEZ