Martes 22 Septiembre 2020

Denuncian trato cruel contra exalcalde de Trancoso preso con Covid-19

Temen que se agrave por estar en condiciones precarias

Familiares de Ricardo de la Rosa Trejo, en prisión preventiva por presunto peculado en el Cerereso de Cieneguillas, denunciaron que contagiado de Covid-19 desde hace 8 días, está aislado pero sin las condiciones mínimas de recuperación ante la precariedad del área en la que se encuentra.

Indicaron que el exalcalde de Trancoso no cuenta con sanitario, luz y agua, ni otros requerimientos, por lo cual solicitaron la intervención urgente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) para evitar su agravamiento y riesgo de vida, máxime porque padece hipertensión y es mayor de 60 años.

Su hermana Margarita, docente de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), denunció un trato inhumano contra su familiar, dado que la pandemia interrumpió la celeridad de su juicio y sobrevino su contagio.

Exigió su traslado a un hospital donde sea monitoreado, y en tanto se resuelve su situación jurídica reciba los cuidados en prisión domiciliaria.

Desde la perspectiva de la familia hay un ensañamiento de las autoridades judiciales en contra del expresidente municipal de Trancoso, y ya lleva 1 año y 7 meses en prisión preventiva con nulos avances en su enjuiciamiento.

Está acusado no de robo, sino de desvío de recursos etiquetados, pero para mismo gasto de la administración municipal, indicó Margarita.

De la Rosa Trejo fue detenido el 22 de enero de 2019, cuando transitaba en su vehículo y fue sometido en plena calle, refirió.

Sus familiares y abogados que llevan el caso han insistido en un cambio de medida cautelar, pero el cierre de las instancias por la contingencia sanitaria ha entorpecido las resoluciones en perjuicio de la salud y los derechos humanos de Ricardo, dijo.

Fue hace 8 días que el político de extracción perredista enfermó con fiebre y síntomas del virus. Luego de 3 días en esa condición, lo llevaron a un hospital privado para practicarle la prueba, pero, pese a sus condiciones lo devolvieron al Cerereso, posteriormente, los resultados fueron como caso positivo a Covid-19.

Después volvieron a llevarlo al hospital para practicarle una tomografía pulmonar y volvió al Cerereso, donde lleva ya 9 días en recuperación, pero sin las condiciones mínimas que le garanticen certeza de curarse, en lo que influyen también su edad e hipertensión, manifestó la denunciante, por lo cual existe gran preocupación.

El área de confinamiento en que se encuentra no es la adecuada para tratar su contagio, insistió, además de señalar que hay ya varios casos sospechosos de Covid-19 en el Cerereso, sin que las autoridades correspondientes tomen medidas que eviten un brote al interior e inclusive riesgos de muertes.

Aclaró Margarita que en ningún momento el exalcalde ha estado hospitalizado, como se difundió en algunos medios, pues solo lo sacaron en 2 ocasiones, miércoles y jueves pasados, para las pruebas antes mencionadas.

Recriminó a las autoridades penitenciarias que la familia no haya sido notificada de la condición de contagio de Ricardo y se enteraron porque acudieron al Hospital General para conocer su situación.