Lunes 28 Septiembre 2020

Prohíbe INAH visitar Cueva del Chiquihuite para preservar indicios

En los sedimentos de la Cueva del Chiquihuite, ubicada en Concepción del Oro, Zacatecas, científicos mexicanos y extranjeros buscan ADN de humanos antiguos, por lo que la presencia de personas ajenas a la investigación podría contaminar los contextos por miles de años intactos.

De acuerdo con los resultados de investigaciones científicas publicados en los últimos días, pudo ser ocupada por personas hace aproximadamente entre 30 mil y 13 mil años, razón que hace a este sitio invaluable para la ciencia mundial que estudia la evolución del ser humano.

Es por eso que la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informó que no es posible que personas ajenas a la investigación efectúen visitas a esta cueva y ni a la Sima de las Golondrinas, ubicada en el mismo sitio.

Explicó que actualmente son motivo de estudio y conservación dentro del “Proyecto Arqueológico Cazadores del Pleistoceno en el Altiplano Norte. Diversidad cultural y ambiental en el Pleistoceno Holoceno mexicano”, razón por la cual se pondrían en riesgo los contextos arqueológicos en estudio.

Asimismo, el INAH informa que el sitio arqueológico no es un lugar abierto al público, porque no cuenta con la infraestructura necesaria para la atención de visitantes.

Dicho proyecto, dirigido por el arqueólogo Ciprian Ardelean de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), que cuenta con financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt)—, se basa en un trabajo minucioso que exige protocolos específicos, de manera que la presencia de personas contaminaría los contextos arqueológicos milenarios.

Alterar estos contextos, sumamente delicados y solo perceptibles al ojo especializado, significaría poner en riesgo conocimiento muy valioso sobre la prehistoria mundial, en particular sobre las rutas de la migración humana en los tiempos originarios, indicó el INAH en un comunicado.

Informó que queda prohibida toda visita al público, atendiendo las indicaciones del Consejo de Arqueología y de la Coordinación Nacional de Arqueología, con fundamento en el artículo 73 fracción XXV de la Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos; la Ley General de Bienes Nacionales, la Ley Orgánica del INAH, así como la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos y su Reglamento.

Entre los objetivos del INAH se encuentran la investigación científica sobre antropología e historia, relacionada, principalmente, con la población del país, y con la conservación y restauración del patrimonio cultural, arqueológico, histórico y paleontológico de México.

También busca la protección, conservación, restauración y recuperación de ese patrimonio, así como la difusión de las materias que son de su competencia.

Derivado del gran interés que ha despertado la cueva del Chiquihuite, el INAH exhorta a la sociedad civil y a los 3 órdenes de gobierno a sumar esfuerzos para conservar este invaluable patrimonio cultural de México, el cual dará más luces sobre la evolución del ser humano en el continente americano.