Lunes 25 May 2020

Mejoran infraestructura para el campo en Sombrerete

Se invierten 14 millones de pesos. (Cortesía)

Cerca de 300 familias productoras de frijol, maíz, calabaza, bovinos de doble propósito, ovinos y caprinos, de comunidades de Sombrerete, se benefician del Proyecto de Desarrollo Territorial (Prodeter).

A través de este proyecto se invierten 14 millones de pesos para mejorar la capacidad productiva y en consecuencia los ingresos de los productores.

Adolfo Bonilla Gómez, secretario del Campo, detalló que los beneficiarios de este esfuerzo estatal y federal, denominado Prodeter ‘Unidos de Sombrerete’, son de las comunidades de Ignacio Allende, Flores García y Benito Juárez.

Refirió que al inicio del proyecto se sumaron 157 Unidades de Producción Familiar (UPF), pero al ver los resultados ingresaron 293 familias con la aportación de 3 millones de pesos.

Señaló que con esta cantidad, sumada a la del Gobierno de Alejandro Tello, a través de la Secampo, y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), se logró una bolsa de 14 millones de pesos.

Cabe mencionar que las actividades económicas de las 3 comunidades están basadas en la agricultura de temporal (frijol, calabaza y maíz) y en la ganadería (bovinos de doble propósito, ovinos y caprinos).

La organización de las familias en el Proyecto Prodeter busca alternativas para enfrentar los bajos precios de sus productos, como el frijol que en 2018 se pagó a 8 pesos el kilo, mientras que su inversión fue alta debido a los costos de los insumos, entre ellos el diésel que en ese ciclo agrícola se cotizó en 22 pesos el litro.

Adolfo Bonilla explicó que el Prodeter está diseñado para apoyar a las familias que habitan en zonas de alta y muy alta marginación, mediante incentivos que les permita agregar valor y mejorar los ingresos.

Dijo que las reglas de operación para el precio de garantía de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) establecen que se deben de ofrecer productos que cumplan con la norma mexicana, pero el productor no cuenta con la infraestructura para la criba y la selección del grano acorde a la calidad requerida.

En ese sentido, la estrategia de los productores es mejorar la calidad del grano desde el corte y la cosecha; así como establecer infraestructura de cribado para generar valor agregado con el sistema de beneficio, que incluye maquinaria, equipo de limpieza y de separación de impurezas, precisó.

Bonilla Gómez señaló que el proyecto establece fortalecer la actividad ganadera y a la par realizar acciones de recuperación de la fertilidad del suelo, para realizar un manejo sustentable de los recursos.

Derivado de este objetivo, surgieron proyectos como la adquisición de cortadores hileradores de frijol de 6 y 4 surcos en Ignacio Allende, que son operados por 12 grupos con cerca de 10 productores, que ahora realizarán el corte de su frijol en las 150 hectáreas en un promedio de 15 días.

Asimismo, se hizo la adquisición de 5 módulos (trilladoras) de cosecha en las comunidades de Flores García y Benito Juárez, para que 20 productores beneficien su frijol.

Se estableció también un módulo de cribado, envasado y el equipo para el mejoramiento del proceso de la cosecha de frijol en Ignacio Allende y Benito Juárez.

También, agregó el titular del Campo, que se contempla la construcción de una nave industrial con generador de corriente, así como la maquinaria y el equipo para agregar valor con la selección y empaque del producto.

campo 2