Domingo 16 Febrero 2020

Visten al Niño Dios gigante de Zóquite

Por fin quedó la apariencia final de la imagen más grande del mundo en su tipo con la colocación de un vestido en el que se utilizaron 75 metros de tela, 70 metros de malla y otro tanto de forro para cubrir la escultura de 6.58 metros.

Un día de fiesta hubo en la comunidad de Zóquite, en Guadalupe, Zacatecas, este Día de la Candelaria con el templo de la Epifanía del Señor abarrotado, inaugurado hace menos de un mes.

Aunque tiene capacidad para 600 personas, el espacio fue insuficiente y muchos fieles se quedaron afuera durante la celebración de la misa.

Se sumaron integrantes de cofradías para realizar por primera vez Morismas en Zóquite, además de que se recaudaron dulces y se realizó una colecta de comida para repartir entre niños y las personas más pobres.

Varias personas llevaron sus imágenes del Niño Dios al templo, donde después de la misa se vistió a la escultura mientras el sacerdote Humberto Rodríguez explicaba la simbología de los vitrales que adornan la iglesia.

Recordó que la imagen es del Niño Dios del Amor, la cual pesa 800 kilos y cuya vestimenta fue hecha con la donación de la familia Carrillo Gamboa por Graciela Parga Márquez, quien es habitante de la comunidad y le llevó 15 días hacerla junto con Cuquis Cuevas y Susana de Ávila, que le ayudaron.

Sobre la información que se ha manejado aclaró que no se le cambió la cara, sino que cuando llegó todavía no se pintaba y le faltaban detalles en algunas partes, como en los ojos, “por eso hasta le hicieron sus memes”.

El párroco indicó a quienes estaban presentes que tuvieran cuidado con la difusión de imágenes en las que se hacía burla de Dios, “porque tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata”.

En cuanto comenzaron a difundirse las imágenes de la monumental escultura se comenzaron a hacer memes que se propagaron a través de las redes sociales y la noticia fue retomada por medios nacionales e internacionales, todo lo cual hizo que Zóquite tuviera fama mundial.

El clérigo Humberto Rodríguez consideró que al final “es un niño hermoso, queremos verlo con mucha fe”, y agregó que la vestimenta se la van a dejar por un tiempo.

Zóquite se integra a los centros de devoción al Niño Dios que hay en Zacatecas. Otro se encuentra cerca, con el Santo Niño de las Palomitas en Tacoaleche, también en Guadalupe. Además, en la ruta también están los conos de Santa Mónica y otros atractivos que buscan ser rescatados para explotar el potencial turístico.

Dentro del templo se hallan las representaciones de las más importantes imágenes que hay en el mundo del Santo Niño, que son también la del Niño de Atocha en Plateros, Fresnillo; la del Niño Divino, en Colombia; el Santo Niño de Praga, y el de Belén, en Jerusalén, a las cuales podría sumarse el del Amor, en Zóquite, Guadalupe.

En la parte inferior, el vestido tiene un corazón para mostrar la representación del Niño del Amor y dentro de él una cruz; al frente del altar se colocó un texto dando una explicación a los fieles.