Miércoles 17 Abril 2024

Descubrimiento de falla en CDMX abre explicaciones para microsismos

Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han señalado que la actividad sísmica reciente en la Ciudad de México podría estar vinculada a la existencia de la falla geológica Plateros-Mixcoac.

 

Un escenario similar podría ser el causante de los temblores en la capital de Zacatecas, pero serán las investigaciones que se llevan a cabo actualmente las que arrojen los resultados que permitan mitigar y, de ser posible, eliminar los daños a las viviendas de la población.

En la Ciudad de México, tras un estudio llevado a cabo por un equipo interdisciplinario de investigadores, éstos han identificado una serie de movimientos telúricos en los últimos meses, los cuales podrían ser atribuidos en su mayoría a esta falla.

Los sismos más sonados en la capital del país tienen epicentros en lugares como Guerrero, por lo que el hecho de que se registraran en un área urbana muy específica motivó a que se hicieran estudios concretos.

Si bien cada ciudad tiene su propio contexto geológico y sísmico único, los hallazgos y conclusiones derivados del estudio de la actividad sísmica en la Ciudad de México podrían tener implicaciones y aplicaciones más amplias en el estudio de los microsismos y eventos sísmicos en otras ciudades, como es el caso de Zacatecas.

microsismos 3

Según los investigadores, la falla Plateros-Mixcoac, ubicada en la zona poniente de la capital mexicana, ha sido el epicentro de varios microsismos con magnitudes que oscilan entre 1.1 y 3.2 grados.

Estos eventos sísmicos han despertado la preocupación de la población local, que incluso se ha manifestado en las calles, especialmente en las alcaldías de Magdalena Contreras y Álvaro Obregón, donde se han registrado la mayoría de los movimientos, que han ocasionado  daños a las viviendas como cuarteaduras en las paredes.

El descubrimiento de esta falla se basa en un análisis exhaustivo utilizando tecnología avanzada, como el sistema DInSAR, que permite identificar desplazamientos en la superficie terrestre. A través de este método, se ha detectado una grieta de aproximadamente un kilómetro de longitud que atraviesa la zona de Mixcoac.

Los expertos de la UNAM han precisado que la falla Plateros-Mixcoac recorre puntos clave de la ciudad, como el poniente de Anillo Periférico, la avenida Revolución, la avenida Patriotismo y parte de la avenida Río Mixcoac.

Esta revelación plantea interrogantes sobre el impacto potencial de esta falla en la infraestructura urbana y la seguridad de los habitantes, especialmente si se toma en cuenta que no había sido considerada para el desarrollo urbano.

microsismos

¿Qué significa la presencia de la falla Plateros-Mixcoac?
El surgimiento de la falla geológica Plateros-Mixcoac en la Ciudad de México ha generado un debate sobre las causas y consecuencias de los microsismos recientes.

Se plantea que esta falla podría ser una de las principales responsables de la actividad sísmica en la región, debido a la acumulación de tensiones en el subsuelo y al hundimiento del Valle de México.

Los investigadores de la UNAM han subrayado la importancia de comprender el fenómeno de los microsismos, que son eventos sísmicos de baja intensidad, pero con un potencial de riesgo en áreas densamente pobladas.

Además, han resaltado la necesidad de realizar estudios adicionales para evaluar el alcance y las implicaciones de la falla Plateros-Mixcoac en la seguridad sísmica de la Ciudad de México.

Los investigadores han instalado una red de estaciones de registro para monitorear la actividad sísmica y han enfatizado la importancia de seguir investigando para comprender mejor este fenómeno geológico.

El descubrimiento de esta falla plantea nuevos desafíos y la colaboración entre instituciones académicas, gubernamentales y la sociedad civil para desarrollar estrategias efectivas de respuesta y adaptación a esta nueva realidad geológica en la CDMX.

Es posible que los hallazgos relacionados con la falla geológica Plateros-Mixcoac y los microsismos tengan implicaciones más amplias en el estudio de la actividad sísmica en otras ciudades.

Los avances en tecnología, como el sistema DInSAR utilizado para identificar la falla Plateros-Mixcoac, están mejorando la capacidad para detectar y estudiar fallas y microsismos.

microsismos 2

Investigaciones en Zacatecas arrojarán luz sobre el fenómeno
A raíz de una serie de microsismos que han afectado en la ciudad de Zacatecas a vecinos de colonias como Díaz Ordaz, Pedro Ruiz González y otras aledañas, se llevan a cabo investigaciones por un Comité establecido hace un mes, en el que participan el Instituto de Geofísica la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Aunque los vecinos responsabilizan de estos temblores a la actividad minera que se realiza cerca, serán los resultados de las investigaciones los que arrojen luz sobre el fenómeno, al igual que lo hicieron en la CDMX en donde se encontró una falla que no había sido identificada.

Las características geológicas de una región, como la presencia de fallas activas, la composición del suelo, así como la actividad tectónica y la humana pueden influir en la ocurrencia de microsismos.

En Zacatecas las viejas excavaciones mineras y la sobreexplotación de mantos acuíferos son 2 factores que podrían tener un impacto significativo en la actividad sísmica de una región.

Las excavaciones mineras, de la manera en que se practicaba antes la minería subterránea, pueden debilitar la estructura geológica y alterar el equilibrio natural del terreno.

La remoción de grandes volúmenes de roca y la creación de espacios subterráneos pueden causar cambios en la presión y el estrés de la tierra, lo que potencialmente puede desencadenar movimientos sísmicos.

Las antiguas minas abandonadas pueden colapsar con el tiempo, lo que también puede contribuir a la actividad sísmica, ya que a diferencia de las excavaciones subterráneas que se realizan actualmente y son rellenadas con concreto, en el pasado se dejaban huecas.

También la extracción excesiva de agua de los mantos acuíferos puede causar subsidencia del suelo, es decir, un hundimiento gradual del terreno debido a la pérdida de soporte del agua subterránea.

Este hundimiento puede generar tensiones adicionales en la corteza terrestre y desencadenar movimientos sísmicos. Además, la extracción de agua puede alterar la distribución del peso sobre la corteza terrestre, lo que también puede influir.

Estudiar estos factores puede ayudar a comprender mejor la relación entre la actividad humana y los eventos sísmicos, así como a desarrollar estrategias para mitigar los riesgos asociados.

Una vez que se concluyan los estudios que se realizan en la capital de Zacatecas se pueden hacer modelos geofísicos y geomecánicos que pueden ayudar a predecir posibles escenarios futuros y evaluar el riesgo sísmico.

Comprender cómo la actividad humana contribuye a la actividad sísmica puede ayudar a desarrollar estrategias de mitigación para reducir los riesgos, así como dar información invaluable para la planificación urbana y la gestión de recursos naturales.