Martes 27 Febrero 2024

Soluciona Jiapaz añeja problemática de trasminación en Sierra de Álica

Tras una década de gestiones, vecinos de la calle Miguel Alemán, de la colonia Sierra de Álica de la capital del estado, fueron beneficiados con la primera etapa de la rehabilitación integral de las redes de agua potable, alcantarillado sanitario y drenaje pluvial.

Ésta se realizó con la suma de esfuerzos del Ayuntamiento capitalino, los vecinos y la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (Jiapaz).

Lilia Flores, una de las habitantes beneficiadas, celebró ver resuelto el problema de trasminación que, por años, afectó sus domicilios.

“Estas autoridades nos hicieron caso y estamos muy contentos y muy agradecidos. Desde que pusieron los tubos, quedó resuelto totalmente el problema. Casi ni lo creemos, pero vamos y revisamos y así es”, expresó.

Héctor Mendoza, otro de los vecinos beneficiados, relató que desde 2016 comenzaron formalmente sus gestiones; enviaron oficios a diversas instancias, pero hasta ahora obtuvieron una respuesta satisfactoria.

“Éste es un ejemplo de cómo, con cooperación, espíritu de servicio y buena voluntad, se pueden hacer las cosas, en seguimiento a la política de bienestar que encabeza el gobernador David Monreal Ávila”, resaltó el director general de Jiapaz, David Octavio García Flores.

jiapaz

Agradeció la participación de la Dirección de Policía de Seguridad Vial, que ha apoyado con elementos para facilitar la circulación por vías alternas al tramo intervenido, de la avenida González Ortega a la calle García Salinas.

García Flores detalló que la rehabilitación de la calle Miguel Alemán es una obra prioritaria, por la obsolescencia de sus tuberías, que datan de la creación de la colonia Sierra de Álica; es decir, tienen unos 70 años en funcionamiento.

Para las descargas del drenaje, se tenían antiguas tuberías de concreto que no eran herméticas, lo que generaba humedades en las fincas, principalmente en la zona baja de la calle.

En la primera etapa se instalaron 84 metros de tubería de agua potable, 141 de drenaje sanitario y 16 de drenaje pluvial, para recuperar caudal perdido en fugas, garantizar la hermeticidad y evitar trasminaciones.

En una segunda etapa se contempla instalar más de 400 metros de tubería de agua potable y cantidad similar de drenaje sanitario, además de obras de drenaje pluvial.