Sábado 25 Junio 2022

Jugamos a ser dioses: opina obispo sobre matrimonio igualitario

Lamenta decisión de los diputados locales

Tras la aprobación en el Congreso local este martes de la reforma al Código Familiar, la Diócesis de Zacatecas emitió un comunicado para pronunciarse en contra, además de que el obispo Sigifredo Noriega Barceló ha reiterado esta desaprobación.

“¡Qué fácil es en nuestro tiempo salirnos con la nuestra!, creernos dioses y creer que con nuestra sola palabra podemos crear instituciones, podemos crear un mundo o nuestro mundo, hacerle a dioses, a diosecitos”, dijo.

Consideró que la aprobación del matrimonio igualitario -el cual subrayó que debe ponerse entre varias comillas- por los diputados locales da tristeza “y es una señal de que Dios estorba y que nosotros somos los dioses ahora y queremos crear a voluntad”.

Señaló que el plan de Dios es el matrimonio entre un hombre y una mujer, lo cual ahora buscan redefinir legalmente para que sea entre 2 personas sin distinguir el sexo o género, como ocurrió en la reforma votada en la Legislatura de Zacatecas.

El obispo indicó que se busca frustrar el plan de Dios y es una señal de que les estorba, lo cual advirtió que “se nos revierte” y trae consecuencias sociales.

No podemos pretender sanear el tejido social cuando negamos el valor fundamental de la vida y el de la familia; todo esto está en juego, por eso da tristeza como jugamos a ser dioses”, indicó.

Para Sigifredo Noriega la violencia que se manifiesta en asesinatos, que llegan a ser perversos, es una consecuencia de la pérdida de valores, ya que no se busca la verdad, sino “mi verdad” y ello es en daño de los propios individuos.

En este tiempo de Adviento invitó a los feligreses a pedir a Dios serenidad para aceptar su consuelo. “Abramos los ojos para que no vayamos a frustrar el plan de Dios, que no dependa de nosotros”, exhortó.