Lunes 29 Noviembre 2021

Porros enviados por Peñoles causaron destrozos: Gómez Urrutia

También acusa al sindicato de Carlos Pavón

Emitió el senador un comunicado tras verse obligado a cancelar la presentación de su libro ‘El Triunfo de la dignidad’ en el teatro Fernando Calderón, donde fue derribada una puerta en una manifestación de mineros.

En el libro que presentaría se critica al propietario de Peñoles, Alberto Baillères, a quien Napoleón Gómez Urrutia señaló de enviar al grupo de “porros, golpeadores y gánster” que causó los destrozos.

También responsabilizó de los hechos a Carlos Pavón, líder sindical de la mina Peñoles ubicada en Fresnillo, a quien consideró una marioneta de la empresa minera que tiene como objetivo mantener a los trabajadores en un estado de esclavitud moderna, negándoles acceso a condiciones laborales dignas.

En el libro se ejemplifican prácticas corruptas e ilegales que algunos empresarios utilizan para someter la libertad de los trabajadores.

Señala la historia de cómo algunos de los políticos y empresarios más poderosos de México—en especial Germán Larrea y Alberto Baillères—organizaron una campaña de desprestigio y violencia contra el Sindicato Nacional de Mineros y su dirigente Gómez Urrutia.

Informó que se solicitó apoyo a las fuerzas de seguridad pública estatales y municipales, cuya respuesta fue omisa, puesto que informaron que tenían la instrucción de no intervenir para detener los actos de vandalismo que se cometieron en el recinto histórico. También pidió llevar a cabo las investigaciones correspondientes.

Unas horas antes, el senador dio una conferencia de prensa en la que indicó que las empresas, entre ellas las mineras, estaban molestas por las reformas para evitar el outsoursing y subcontrataciones.

“La iniciativa de mayor impacto que hemos aprobado ha sido la reforma en materia de subcontratación, la cual ha regresado a más de 3 millones de trabajadores su derecho a un aguinaldo, a créditos a la vivienda y a servicios de seguridad social, pero lo más importante es que les ha garantizado—y quizás por primera vez—el derecho a la estabilidad laboral”, dijo.

Destacó que incluso se han creado nuevos sindicatos o secciones a partir de esta reforma, lo cual es incómodo para ciertos empresarios.

En la actualidad, la minería juega un papel fundamental en la economía mexicana. Junto con la metalurgia y la siderurgia, esta actividad representa 3.5% del producto nacional bruto y el 10% del producto del sector industrial. Prácticamente se trata de la cuarta fuente de divisas del país, mencionó Gómez Urrutia.

Además, emplea a más de 400 mil trabajadores de manera directa y a más de 2 millones de manera indirecta. Esta cifra, afirmó, sin duda crecerá aún más con el fin de la subcontratación.

En este contexto, señaló el senador, la labor del Sindicato Nacional de Mineros resulta de vital importancia hoy más que nunca, puesto que es parte de su responsabilidad garantizar que los beneficios de la minería no se queden en manos de unos cuantos empresarios.

El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSS) indicó que esta organización ha experimentado un gran crecimiento recientemente.

En Zacatecas se tienen minas de oro, plata y polimetálicas, como Peñasquito, Camino Rojo y Tayahua, donde se llevó a cabo una revisión de contrato y se logró aumentar las prestaciones laborales en 14%, agregó.

destrozos