Lunes 27 Septiembre 2021

Exigen proceso justo para policía sentenciado a 75 años por secuestro

Su hermano pide el respaldo del gobernador

Desde 2018 se encuentra preso Héctor Adán Martínez Juárez, exelemento de la Policía Estatal Preventiva, por su participación en la privación ilegal de la libertad de Iván Espino Colunga, de 18 años, quien fue asesinado en Pánfilo Natera.

Federico Martínez Juárez, se plantó en representación de su familia y en apoyo a su hermano con una pequeña tienda de campaña en la Plaza de Armas a las 10:30 de la mañana de este viernes para pedir el respaldo del gobernador Alejandro Tello Cristerna.

Aseguró que el proceso en contra del expolicía estuvo lleno de irregularidades, por lo que pide que se aclare cómo se llevó este caso y la razón de que le den una sentencia de 75 años, que le pareció exagerada.

Iván Espino fue sacado de su domicilio por la fuerza en la comunidad La Unión de San Antonio, perteneciente a Pánfilo Natera, la madrugada del 5 de junio de 2018, y al día siguiente fue encontrado muerto en un camino de terracería.

Por este mismo caso fue detenido en junio de 2021 John William Casara Luna, también conocido como “comandante colombiano”, un elemento de la PEP a quien la madre de la víctima señaló directamente por su participación en el secuestro de su hijo.

Al respecto, Federico Martínez dijo que dentro del caso contra su hermano en ningún momento se menciona al colombiano.

Expresó, además, que hay 2 abogados que han demostrado que no hay pruebas contundentes de la participación de Héctor Adán en ese delito.

Agregó que todo este proceso ha sido muy desgastante para la familia, principalmente sus padres, y los ha golpeado económicamente.

Finalmente indicó que de no recibir respuesta favorable está dispuesto llevar una huelga de hambre hasta que revise este caso para hacer justicia.