Martes 19 Octubre 2021

¿Quién era el expolicía colombiano detenido en Zacatecas?

 

El pasado martes fueron detenidos por el delito de secuestro John William Casara Luna y un policía en activo de la Metropol por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) tras un mes de labores de inteligencia.

Ambos son señalados por su probable responsabilidad en el delito de Secuestro Agravado y Abuso de Autoridad por un hecho ocurrido en junio de 2018, cuando el joven Iván Espino Colunga de 18 años fue sacado de su domicilio por la fuerza, en la comunidad La Unión de San Antonio, perteneciente a Pánfilo Natera, y al día siguiente fue encontrado muerto en un camino de terracería.

En 2020 fueron giradas órdenes de aprehensión a varios elementos que participaron en el operativo, hasta el momento se sabe que hay 3 personas presas mientras continúan las investigaciones, la primer detención se realizó en enero de 2020.

William Casara, conocido como “el comandante colombiano”, no había podido ser aprehendido hasta este martes, aunque cuando se hizo la denuncia en 2018 se encontraba localizable y desde entonces había permanecido en Zacatecas.

John William Casara Luna es de nacionalidad colombiana, fue contratado el primero de enero de 2015 en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) por una oferta de trabajo que se le hizo desde la dependencia y que autorizó el Instituto Nacional de Migración (INM).

Es un agente retirado de la Policía Nacional de Colombia que llegó a Zacatecas para dar cursos como instructor especializado en combatir a la delincuencia organizada y tareas para rescate en secuestros con estrategias y tácticas especiales terrestres y aéreas, dando capacitaciones a policías estatales y municipales.

Posteriormente se integró a la corporación estatal y su nombre se hizo público cuando la madre del joven asesinado que fue encontrado con signos de tortura, encobijado y con heridas de armas de fuego, lo acusó directamente.

Inclusó proporcionó el número de patrulla en el que presuntamente viajaba, por lo que la investigación se extendió a más elementos que estaban asignados a la unidad.

William Casara contactó a Aristegui Noticias y negó las acusaciones, argumentando que Iván Espino Colunga fue secuestrado por un comando cuando se encontraba en un hospital que se localiza de Ciudad Cuauhtémoc.

También se amplió la investigación en la Fiscalía General de Justicia del Estado tras el señalamiento por parte de la madre de Iván de que elementos a bordo de otra patrulla fueron a amenazarla.

El comandante colombiano fue suspendido tras los señalamientos en su contra, de manera extraoficial trascendió que se había ido del estado por amenazas del crimen organizado.

El secretario de Seguridad Pública, Arturo López Bazán, indicó que hay la disposición de colaborar para aclarar hechos en los que son señalados elementos policíacos, así como en las quejas o denuncias interpuestas para no permitir acciones indebidas.