Lunes 2 Agosto 2021

“El Issstezac no fue caja chica de mi gobierno”, asegura Tello

El gobernador Alejandro Tello asentó que la reforma del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) y la solución a los problemas que vive este organismo están en manos de la Legislatura local.

Tras presentar una iniciativa de reforma a la Ley del Issstezac al Congreso del Estado, para dar viabilidad al sistema de pensiones, el mandatario dejó en claro que esta propuesta se construyó, hace 2 años, bajo el consenso de actuarios de renombre y una socialización abierta y transparente.

Alejandro Tello subrayó que esta iniciativa es perfectible y se puede nutrir de algunas más robustas, si es que alguno de los actores la propone, ya que “de no hacerse nada, el Issstezac colapsaría y se llevaría consigo las finanzas del Estado de Zacatecas”.

Recordó que en 2016 había 3.203 trabajadores jubilados y hoy son 4.485, que representan 1.300 más; para 2025 el número de jubilados, según los estudios actuariales, será de 8.998, por lo que es necesario hacer las modificaciones pertinentes para obtener los recursos financieros.

“Se habla mucho de que el Issstezac era la caja chica. Yo tengo las manos limpias, absolutamente, porque nunca toqué un centavo del Instituto. Contrario a ello, se han inyectado más de 300 millones de pesos, que se le quitaron a seguridad, a salud, a educación; son recursos estatales que se le inyectaron para hacer frente al número de compañeros jubilados”, expresó.

Alejandro Tello reiteró que el Issstezac “no fue caja chica de mi gobierno y, si lo fue en el pasado, ojalá que se llegue a las sanciones, y si hay corrupción, como lo hacen ver quienes se autonombran líderes de los trabajadores, que se denuncie”.

Sobre los préstamos, aseveró que están auditados, pero está dispuesto a que se haga una nueva revisión a quienes fueron acreedores, pero aseguró que están perfectamente respaldados por cientos de trabajadores que los honran con su pago.

Recordó que, durante su administración, implementó programas de retiro voluntario y optó por no convertir a su gobierno en una agencia de colocación, como sucedía en el pasado, por lo que, en lugar de inflar la nómina, se buscó bajarla lo más posible.

Con la iniciativa de Ley, explicó el gobernador, se pone en manos del Poder Legislativo una propuesta que busca atender una necesidad y no hacerlo sería una irresponsabilidad, porque se aniquilaría al instituto de pensiones y la posibilidad de que los trabajadores tengan una pensión.

Agregó que su gobierno, sin generar nueva deuda, ha honrado el déficit en el tema educativo, entre muchos más, por lo que la iniciativa de reforma busca darle viabilidad al instituto de pensiones.